Matronas y tú

El blog de la FAME

60. Ihan


Deja un comentario

¿Qué es la iniciativa IHAN?

Es probable que si te estás informado sobre los hospitales de tu zona hayas oído que hay hospitales amigos de los niños, IHAN o en proceso de acreditarse como IHAN. ¿Qué significa esto?

IHAN es el acrónimo de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia, que en un primer momento se llamó Iniciativa Hospital Amigo de los Niños.

A mediados del siglo pasado la asistencia a los partos se trasladó de la intimidad de los domicilios a los hospitales. Esto supuso una mejora de la morbimortalidad tanto materna como fetal, pero también significó la introducción de madre y criatura en un circuito de rutinas que perjudicaban el inicio y el buen funcionamiento de la lactancia materna. Así, se instauraron horarios rígidos, la administración de suplementos de fórmula o suero glucosado, el uso de los chupetes o los «nidos» para que la madre pudiera descansar, entre muchas otras prácticas sin respaldo de evidencia científica para su implantación. Además, el tipo de publicidad que acompañaba las fórmulas colaboraba a que las madres optaran por la lactancia artificial.

Las tasas de lactancia materna bajaron espectacularmente. Las mujeres no podían amamantar, o amamantaban durante muy poco tiempo.

En 1978, los pediatras del hospital Universitario de San Diego descubrieron, tras hacer un curso sobre lactancia materna, lo poco que sabían del tema y la poca importancia que le habían dado. Convencidos de querer ayudar a las madres, se formaron de manera exhaustiva y crearon la Wellstar International, una organización sin ánimo de lucro que se dedica a la formación de profesionales sobre lactancia maternay que recibe el apoyo de la OMS.

Los cambios en este centro se fueron sucediendo, y como resultado, las tasas de lactancia materna fueron mejorando. Esta organización comenzaró a compartir sus buenos resultados y sus prácticas con otros profesionales. Además, la OMS i UNICEF pidieron a WellstarInternatonal que plasmara de manera sintética las mejoras que habían realizado desde la organización en pro de madres y criaturas, y así nació el documento Los diez pasos hacia una feliz lactancia natural, publicado por la OMS en 1989. Con la intención de promover la instauración de estas mejoras en los centros se creó el galardón Amigo de los Niños —BabyFriendly Hospital Award—, cuya estrategia se publicó en 1991.

LA IHAN en nuestros días:

La iniciativa IHAN ha experimentado muchos cambios desde su creación. Los requisitos para otorgar el galardón obligan al hospital a cumplir los «Diez pasos» (a los cuales se añadieron tres requisitos más en 2007), el Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna, y a pasar una auditoría externa realizada por miembros de la Iniciativa.

Condiciones incluidas desde 2007 para obtener el galardón IHAN
– Tener al menos un 75 % de lactancia materna exclusiva en el momento del alta hospitalaria.

– Ofrecer información y apoyo a las madres que no amamantan para promover también en ellas el desarrollo del vínculo con su hijo y para enseñarles cómo preparar y administrar los biberones de leche artificial de manera segura.

– Atención amigable con la madre: ofrecer asistencia en los partos normales respetando las necesidades de la madre y RN, y el establecimiento de las relaciones de vínculo y apego. En España las recomendaciones de la atención amigable con la madre se recogen en la Estrategia de Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

( Extraído de Aguayo Maldonado, J., Cañedo Argüelles, C. A., Arena Ansótegui, J., Canduela Martínez, V., Flores Antón, B., & Gómez Papí, A. (2011). IHAN Calidad en la asistencia profesional al nacimiento y la lactancia. Informes, estudios e investigación.)

Actualmente la acreditación de los centros se realiza por fases, y hay un total de cuatro: descubrimiento, desarrollo, difusión y designación. Hoy en día en España solo hay 15 hospitales que hayan conseguido completar todas las fases y han recibido el Galardón IHAN.

La formación de los profesionales de los centros es la auténtica piedra angular en todo el proceso. Deberán ser formados tanto aquellos profesionales que tienen responsabilidad directa como indirecta en la salud materno infantil.

Los centros de salud también pueden obtener el Galardón IHAN. En este caso, los requisitos a cumplir son siete, además del Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna.

Julita Fernández Arranz, Comadrona en el HGU Gregorio Marañón

http://www.aquantal.es


Deja un comentario

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2016

Tal y como se lleva haciendo desde 1992, del 1 al 7 de agosto celebramos la Semana Mundial de la Lactancia Materna, una iniciativa creada para conmemorar la declaración de Innocenti —firmada en agosto de 1990 por la OMS, UNICEF y otras organizaciones— con el objetivo de proteger, promover y apoyar la lactancia materna. La WABA (World Alliance for Breastfeading Action) promueve esta iniciativa que trata de fomentar la lactancia materna y, con ello, el una mejor salud para población mundial.

Este año, el lema es «Lactancia Materna: clave para el desarrollo sostenible».

¿Por qué la lactancia y el desarrollo sostenible?

Los objetivos del desarrollo sostenible se centran en erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos.

En dichos objetivos no se cita explícitamente la lactancia materna. Sin embargo, la lactancia materna hace iguales a los seres humanos independientemente del lugar de nacimiento y de su estatus social, mejora la salud infantil y materna, y contribuye así al aumento de la prosperidad económica para sociedades más sanas. Además, supone el alimento más ecológico disponible, lo que la convierte en un elemento clave para el desarrollo de estos objetivos.

Si analizamos los 17 objetivos de esta iniciativa, la lactancia materna tiene un impacto directo o indirecto en cada uno de ellos.

Trabajar por una lactancia exitosa y satisfactoria incide directamente sobre la erradicación del hambre infantil, genera bienestar y salud, disminuye el uso de energías contaminantes, etc.

¿Qué podemos hacer para conseguir estos objetivos?

Lo más importante es creer en que es posible.

Como padres y madres, nos entregarnos en cuerpo y alma a criar a nuestros hijos e hijas en la igualdad de recibir el mejor de los comienzos en la vida.

Como profesionales, es indiscutible la necesidad de que todos aquellos implicados en la lactancia y en especial las matronas, como personal de referencia en la crianza, hagamos nuestros estos objetivos.

Este año, los objetivos promovidos por la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2016 son los siguientes:

  • Informar sobre los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y cómo se relacionan con la lactancia materna y la alimentación de lactantes y niños pequeños (ALNP).
  • Anclar firmemente la lactancia materna como un componente clave del desarrollo sostenible.
  • Impulsar una variedad de acciones a todos los niveles sobre la lactancia materna y la alimentación infantil en la nueva era del los ODS.
  • Participar y colaborar con una gama más amplia de acciones en torno a la promoción, la protección y el apoyo de la Lactancia Materna.

Con esta intención, durante esta semana se celebrarán una multitud de actos en las calles por todo el país, desde mesas informativas hasta concentraciones de madres para dar el pecho con la intención de visibilizar y promover la lactancia materna.

En esta promoción las matronas jugamos un papel fundamental a la hora de apoyar a aquellas madres que deseen dar el pecho a sus criaturas. Nuestra presencia en el embarazo, en el parto y en el postparto en hospitales, centros de salud o de manera independiente, nos coloca en una posición privilegiada a su lado para dar apoyo desde la evidencia y el respeto.

La FAME, con su compromiso hacia las matronas y las mujeres, defiende el derecho de amamantar y ser amamantado como promoción de la salud a nivel mundial.

En tu aventura de crianza y lactancia, tu matrona también está a tu lado.

 

53. lactancia


Deja un comentario

Lactancia sin mitos

La leche materna es la forma de alimentación normal del recién nacido. Tanto el bebé como la madre obtienen beneficios de la lactancia materna, y además de las ventajas de salud para ambos, también existen beneficios económicos, familiares y medioambientales que repercuten en la sociedad.

La Organización Mundial de la Salud, la Academia Americana de Pediatría y el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEPED) reconocen la lactancia como el derecho de toda madre y su hija o hijo y la recomiendan de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida, y junto a otros alimentos hasta la edad de dos años o más.

A pesar de todas las recomendaciones de las sociedades científicas, el miedo a no fabricar suficiente leche ha sido el origen de consejos sin fundamento para proteger la lactancia. Muchos de estos mitos los seguimos oyendo hoy en día y preocupan a muchas madres, entorpecen el buen desarrollo de la lactancia y pueden llevar incluso al abandono.

A continuación vamos a desmitificar algunas de estas ideas.

Mitos sobre la producción de leche

  1. La mayoría de las mujeres no tienen suficiente leche

Esta es una creencia muy extendida que preocupa mucho a las mamás y que suele ser la causa de que la lactancia no tenga éxito. Más del 95 % de las madres están capacitadas para dar el pecho y no tienen ningún problema en la producción de leche. Sin embargo, vemos que en los países desarrollados, la tasa de fracasos entre las mujeres que quieren amamantar es mayor. Nuestra sociedad no confía en la lactancia materna y hemos llegado a pensar que puede llegar a ser normal no tener leche, lo cual —como hemos dicho al principio— es una creencia totalmente infundada. No obstante, el pensar en esta posibilidad hace que una mamá, responsable de la alimentación y crianza de su recién nacido, sienta miedo ante esta situación.

El éxito de la lactancia está relacionado con la información y el soporte que recibe la madre, su confianza en sí misma y la colocación frecuente y eficiente del bebé en el pecho.

  1. Hay que darle de mamar 10 minutos de cada pecho y cada 3 horas

La alimentación del bebé es a demanda frecuente, es decir, hay que ofrecerle el pecho cuando lo desee y durante todo el tiempo que quiera. No tenemos que olvidar las tres premisas de la lactancia materna a demanda: «todo el tiempo que quiera», «todas las veces que quiera» y «todas las tetas que quiera». Es mejor que el niño termine de tomar del primer pecho antes de ofrecer el segundo. Algunos niños obtienen lo que necesitan de un solo pecho y otros toman de ambos. La leche del final de la toma es rica en grasas y, por tanto, aporta mayor cantidad de calorías. Si se cambia al niño de pecho antes de que este se vacíe, el bebé solo consumirá la primera leche compuesta principalmente de agua, proteínas y lactosa, y le puede provocar insatisfacción. Además, esta es una de las causas de poco aumento de peso durante las primeras semanas. Hemos de sumarle, también, que el factor de producción de la leche materna se encuentra al final de la toma, por tanto, se debe procurar que al menos un pecho quede vacío para asegurar la producción de leche suficiente.

  1. Como mi madre no tuvo suficiente leche, yo tampoco tendré

La falta de leche no es un problema que se transmite de madres a hijas. La producción de leche tiene que ver con la frecuencia con la que se da de mamar al bebé y con la posición de este al hacerlo. No obstante, sí es importante reconocer que la presencia de otra madre que no haya vivido una buena experiencia en el entorno de una pareja lactante puede influir en la confianza de la madre.

  1. Mi pecho es pequeño, puede que no tenga suficiente leche

El tamaño de los pechos no influye en la lactancia. Su diferencia depende de la cantidad de grasa que se tenga, más que de la glándula que produce la leche. El niño va a saber adaptarse a la forma y dimensiones del pecho, y producirá la cantidad de leche que él va a precisar en cada momento.

  1. El peso semanal del bebé es la mejor forma de controlar la producción

El peso semanal es útil las primeras semanas hasta que se confirma que la lactancia está bien instaurada y que la madre reconoce las señales de hambre y saciedad del bebé. Más allá de este periodo, pesarlos todas las semanas, además de ser poco útil, hace que las madres se preocupen si no se alcanza el peso esperado. Basta con seguir las recomendaciones de las revisiones de los programas de Niño Sano de cada Comunidad.

  1. Las impresiones fuertes y los disgustos hacen que se corte la leche

Las situaciones de estrés afectan la producción de leche y puede salir con más dificultad momentáneamente. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el vínculo entre la madre y el bebé es tan fuerte que este percibe los sentimientos de la madre. Si ella está preocupada o angustiada, el niño puede notar el cambio y mostrarse molesto e irritado, lo cual suma más angustia a la madre. La solución consiste en aumentar la frecuencia de las tomas mientras se recupera la estabilidad emocional, y en pocos días se normaliza la producción de leche.

  1. Es mejor esperar a sentir el pecho lleno para amamantar

Cuanto más se vacíe el pecho, más leche se fabricará.

  1. Si sientes los pechos blandos es señal de tener poca leche

La sensación de pecho blando es poco fiable como indicador de la producción de leche. En los primeros días el pecho está muy duro y tiene poca leche. A medida que pasan los meses se fabrica más cantidad de leche y el pecho está mucho más blando. La producción depende de las tomas del bebé.

Mitos sobre la alimentación de la madre

  1. Tienes que comer más para tener más leche

La producción de leche aumenta el gasto de calorías, pero el cuerpo utiliza las reservas almacenadas durante el embarazo para fabricar leche suficiente. Una dieta saludable rica en verduras, frutas, cereales y proteínas es todo lo que una madre necesita para nutrirse y producir leche, además de respetar la sensación de hambre y saciedad.

  1. Tienes que beber más leche para fabricar más y reponer las pérdidas de calcio

La producción de leche no tiene nada que ver con la leche que se toma. En ninguna especie de mamíferos las madres toman leche de otra especie mientras amamantan.

En cuanto al calcio, se pierde masa ósea durante la lactancia, pero se recupera de forma natural a los 6-12 meses de terminarla, incluso aunque tomen poco calcio.

Es conveniente no aumentar el consumo de lácteos más allá del habitual.

  1. Tienes que tomar ciertos alimentos para aumentar la producción de leche

Ni la cerveza, ni las almendras, ni las infusiones ni otros alimentos aumentan la producción de leche.

Las madres que amamantan tienen más sed, pero forzarse a beber no aumenta la producción de leche.

  1. No puedes comer ciertos alimentos porque producen cólicos o gases al bebé

Frutas, verduras, legumbres, bebidas gaseosas, etc., la lista de alimentos proscritos que causan gases al bebé es muy larga. Si las madres tuvieran que seguir estas recomendaciones, tendrían muy complicado llevar una dieta variada.

Ningún alimento consumido provoca gas en la leche o en el niño.

Solo se debe restringir de la dieta el consumo de alcohol, tabaco y estimulantes.

  1. Evita alimentos que cambian el sabor de la leche

Alcachofas, ajo, espárragos, cebollas, etc. cambian el sabor de la leche, pero no provocan el rechazo del pecho. El bebé amamantado se habitúa sin ningún problema a alimentarse con leche de distintos sabores y posiblemente esto favorecerá que se acostumbre a la variedad de comida cuando sea más mayor.

Ángela Verdú Martínez, matrona del Centro de Salud Banyeres, Alicante

58. Menopausia


Deja un comentario

Menopausia y salud vaginal

Como hemos comentado anteriormente, la menopausia es una etapa fisiológica de la vida que no puede ser considerada una enfermedad. Algunas mujeres tienen una transición asintomática y otras experimentan síntomas que pueden comenzar antes del cese de la menstruación y prolongarse en el tiempo. Son muchos los cambios que culturalmente se asocian a esta época, pero los únicos realmente demostrados por la ciencia son las molestias vaginales y los sofocos.

Posibles cambios vaginales

La vagina es el órgano con mayor concentración de receptores de estrógenos, y la disminución hormonal propia de la menopausia a menudo origina a corto-medio plazo esta sintomatología. Los niveles de estrógenos influyen sobre las condiciones de humedad, el pH y la composición del flujo vaginal, y también regulan la circulación sanguínea de la vagina, que disminuye paralelamente dando lugar a unos cambios que afectan a las paredes y al medio. Estos cambios hacen que la vagina sea más vulnerable a la infección, y también se ven afectados la esfera sexual, la sintomatología urinaria y los sistemas de sostén del suelo pélvico. A continuación se muestran algunos de los signos que puedes notar:

  • Sequedad genital y atrofia de labios menores.
  • Menor lubricación durante la actividad sexual.
  • Dolor o sangrado durante el coito.
  • Irritación, ardor y picor de vulva o vagina.
  • Molestias al orinar e infecciones recurrentes.
  • Palidez, eritema o fisuras genitales.
  • Fragilidad y pérdida de rugosidad del tejido vaginal.
  • Disminución del grado de excitación, del deseo sexual y del orgasmo.

En España esto ocurre al 21 % de mujeres que se encuentran próximas a la menopausia, al 25 % de las mujeres con menopausia desde hace un año, al 32 % de las mujeres con menopausia desde hace 2 años y al 47 % de las mujeres a los 3 años de la menopausia.

¿Cómo cuidarnos?

Mejorar el estilo de vida se considera prioritario.

El consumo de tabaco y la obesidad predisponen a un deterioro de la salud vaginal. Por el contrario, realizar ejercicio físico es positivo.

Además, las mujeres que mantienen relaciones sexuales —con o sin pareja, a través del coito o la estimulación— presentan menos síntomas. Mantener una vida sexual activa mejora la elasticidad del tejido y la lubricación. Los cambios biológicos de esta época no impiden el mantenimiento de una sexualidad activa, afectiva e imaginativa; todo ello depende del aprendizaje, la actitud y las experiencias vividas por la mujer.

¿Qué hacer si me pasa?

En la actualidad la mayoría de mujeres no buscan ayuda ya que no reciben demasiada información por parte de los profesionales sanitarios, están poco familiarizadas con estos síntomas en comparación con los sofocos, y aceptan la sintomatología como parte natural del envejecimiento.

Desde Matronas y Tú te animamos a que lo hables con tu matrona, ella te informará de los síntomas y otras posibles opciones de tratamiento. La matrona es el profesional sanitario de referencia para atender aspectos relacionados con la salud sexual y reproductiva de la mujer; estamos especialmente formadas en salud vaginal, proporcionamos información en sexualidad saludable, contribuyendo a la reflexión sobre creencias y actitudes, y mejorando la vivencia de la sexualidad durante los diferentes momentos de la vida.

¡Aprende a cuidar tu salud vaginal durante la menopausia!

Lucía Martínez Villarejo, matrona del Centro de salud Goya, Madrid.

 

Childbirth: Woman working through contractions


Deja un comentario

Discapacidad y embarazo

La decisión de tener un bebé debe ser una opción. Toda mujer debería tener el derecho a decidir si desea tener hijos y cuándo desea tenerlos. A la mayoría de mujeres, sus familiares y amigos les animan a tener hijos, sin embargo, a las mujeres con discapacidad, no solo no se les anima, sino que además se les cuestiona este derecho.

Lo cierto es que la mayoría de mujeres con discapacidad están perfectamente capacitadas para tener embarazos sin riesgo y bebés sanos. Aun así, hay algunas recomendaciones que pueden ser útiles a la hora de planificar un embarazo y disfrutarlo sin complicaciones.

  • Adopta una actitud positiva. Se trata de vivir el embarazo como una grata experiencia. La mayoría de mujeres que han tenido un embarazo esperaban más problemas de los que en realidad experimentaron, incluso algunas se han sentido mejor durante la gestación (esclerosis múltiple y artritis reumatoide).
  • Enfoca el embarazo como tu principal preocupación. Es bueno centrarse en el cambio que se está produciendo, en el bebé que está creciendo. Haz que te traten en primer lugar como a una mujer embarazada y, en último lugar, como a una mujer con discapacidad. Céntrate en las preocupaciones comunes del embarazo. Sé consciente de tus limitaciones y aprende cómo adaptarte.
  • Busca el enfoque de un equipo multidisciplinar. Necesitas disponer de un buen equipo para llevar a cabo tu objetivo de una forma plena. La colaboración entre la matrona, el obstetra y el especialista en tu discapacidad asegurará los mejores cuidados.
  • Cada embarazo es único; igual que cada tipo de discapacidad lleva asociada sus problemas. En las discapacidades físicas, por ejemplo, son mayores las limitaciones en el funcionamiento físico que, en consecuencia, incrementan la necesidad de asistencia para la movilidad y las actividades diarias.
  • Prepara el mejor desenlace posible. Asiste a clases de preparación para la maternidad. Realiza un plan de parto junto con tu matrona y obstetra. Esto te permitirá prepararte con anticipación, y para ello necesitarás estar informada.
  • Prepara tu red de apoyo. Tu pareja, tu familia y tus amigos constituirán tu principal red de apoyo durante el embarazo, parto y posparto. Por tanto, es necesario su implicación; pide ayuda cuando la necesites, y así te sentirás más relajada. Todas las mujeres embarazadas necesitan apoyo emocional, y aquellas que cuentan con la ayuda y la aprobación de amigos y familia suelen estar más satisfechas con sus embarazos.

Una vez que has decidido ser madre, debes sentirte la protagonista en todo momento, siendo consciente de tu condición física, psíquica o sensorial, para adoptar de forma libre e informada las decisiones para tu salud.

Drª. Carmen Ballesteros Meseguer, matrona del HCU Virgen de la Arrixaca (Región de Murcia)

59. Cordón


Deja un comentario

¿Cuándo pinzar el cordón umbilical?

Cuando nace la criatura sigue unida a la madre por el cordón umbilical que forma parte de la placenta. La criatura se separa de la placenta normalmente pinzando y cortando posteriormente el cordón.

El momento en el que se realiza el corte del cordón va a marcar la diferencia entre un pinzamiento precoz y uno tardío. El pinzamiento precoz del cordón umbilical es el que se realiza generalmente en los primeros 60 segundos tras el parto, mientras que el pinzamiento tardío es el que se realiza transcurrido al menos un minuto desde el parto o cuando han cesado las pulsaciones del cordón.

Actualmente la Organización Mundial de la Salud recomienda el pinzamiento y corte tardío del cordón en todos los nacimientos, al tiempo que se inician simultáneamente los cuidados básicos del recién nacido, y no recomienda el pinzamiento y corte precoz del cordón umbilical salvo que el recién nacido deba ser trasladado de inmediato porque necesite cuidados especiales que le ayuden a adaptarse a la vida fuera de su madre —aunque en ocasiones estos cuidados se realizan sin necisidad de cortar el cordón—. Las recomendaciones para el momento óptimo del pinzamiento se aplican igualmente a los nacimientos prematuros y a término.

Los beneficios del pinzamiento tardío son particularmente importantes para los recién nacidos prematuros.

El principal beneficio inmediato del pinzamiento tardío en recién nacidos a término es la proporción de reservas de hierro y volumen sanguíneo, ya que en el nacimiento encontramos mayores niveles de hematocrito y hemoglobina. Además se ha visto una mejor adaptación del recién nacido a la vida extrauterina y más calmada.

Entre los beneficios inmediatos en recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer, vemos que disminuye el riesgo de hemorragia cerebral, inflamación y posterior muerte de la pared intestinal e infección generalizada de aparición tardía. También disminuye la necesidad de transfusiones de sangre y de surfactante (sustancia que se usa para la maduración de los pulmones), y aumentan los niveles de hematocrito y de hemoglobina.

A largo plazo, el pinzamiento tardío también tiene efectos positivos para la criatura, ya que mejoran los niveles de hemoglobina y hematocrito en los 2-4 meses de edad y el estado de hierro hasta los 6 meses.

Los beneficios a largo plazo en recién nacidos prematuros y de bajo peso incluyen un aumento de la hemoglobina en las diez primeras semanas y la mejoría de los resultados del desarrollo neurológico en los recién nacidos varones.

Los beneficios del pinzamiento tardío no son solamente para los recién nacidos, también existen beneficios maternos. Se ha demostrado que el pinzamiento tardío previene la aparición de hemorragias posparto, tanto en partos vaginales como en cesáreas. Finalmente, la tercera fase del parto —el alumbramiento— se produce en menos tiempo que en el caso del pinzamiento precoz y hay menos casos de retenciones placentarias.

Surgen algunas controversias entre los profesionales en cuanto al momento adecuado de pinzamiento del cordón en las gestantes VIH positivo, se teme que exista transfusión de sangre materna al recién nacido por el mayor tiempo de exposición en el alumbramiento tardío. Sin embargo, la evidencia muestra mayores beneficios del pinzamiento tardío que daños de la transmisión del VIH, ya que todas las gestantes VIH positivas y los lactantes deben ser tratados con antiretrovirales.

Otra polémica son los mayores niveles de bilirrubina en sangre en recién nacidos a quienes se les practica pinzamiento tardío, y la posterior necesidad de fototerapia (sin recomendaciones con evidencia científica demostrada). Al igual que el uso de fármacos durante el alumbramiento que producen la contracción uterina evitando la hemorragia posparto, que no se aconseja durante el pinzamiento tardío debido a que aumenta la velocidad de transfusión placentaria, por lo que se recomienda posponerlos.

Noelia Renedo Cófreces, matrona del Complejo Asistencial Universitario de Palencia.

52. verdadero o falso


Deja un comentario

Verdadero o falso: ¿Tenemos que hacernos revisiones ginecológicas de manera rutinaria?

Vivimos en un mundo lleno de consejos: «haz ejercicio físico habitualmente», «mantén una dieta sana y equilibrada», «evita hábitos tóxicos», «¡hazte revisiones ginecológicas periódicas!», etc.

Desafortunadamente, en nuestro entorno existe la falsa creencia de que todas las mujeres debemos acudir al ginecólogo de manera periódica. A eso se le llama coloquialmente «la revisión».

¿La revisión?

Algunas personas hablan de revisión ginecológica refiriéndose a un conjunto de pruebas que se realizan a la mujer para —supuestamente— garantizar su salud. Sin embargo, está científicamente demostrado que este tipo de atención es innecesaria e incluso contraproducente. Del mismo modo que no se recomienda una visita de control con el cardiólogo o el neurólogo en personas sanas, las mujeres no necesitamos un médico especialista en salud femenina que nos revise de manera periódica.

La evidencia científica actual muestra que los daños son mayores que cualquier beneficio demostrado. Por lo tanto, esta revisión carece de fundamento, no aporta beneficios para la salud y no debe realizarse.

Por el contrario, contamos con actividades preventivas concretas que sí favorecen el mantenimiento de la salud de la mujer y cuentan con respaldo científico: la citología y la mamografía.

Entonces, ¿por qué algunas mujeres se hacen revisiones?

Disponemos de estudios que informan sobre las razones por las que algunos ginecólogos continúan realizando esta serie de pruebas rutinarias. Los motivos radican fundamentalmente en la costumbre, ya que hace unos años se creía que podían prevenir algunas enfermedades ginecológicas, aunque en la actualidad esta idea está descartada.

Los riesgos superan los beneficios

La probabilidad de que la revisión ginecológica detecte enfermedades es pequeña y va unida a inconvenientes como el sobrediagnóstico, el tratamiento excesivo y los daños relacionados con la prueba en sí; sin olvidar el miedo, la ansiedad, la vergüenza, el dolor y el posible malestar posterior.

Es frecuente encontrar resultados falsamente positivos que desencadenan intervenciones o cirugías innecesarias y mucha preocupación por parte de la mujer y su familia. Sirva como ejemplo un estudio que evaluó el efecto de la ecografía vaginal y el análisis de sangre en el cáncer de ovario. Este estudio muestra que la revisión ginecológica no reduce la mortalidad, y sin embargo el 95 % de las mujeres presentaron al menos una complicación relacionada con la revisión (infección, pérdida de sangre, alteraciones intestinales o cardíacas).

Por el mismo motivo, la exploración manual del pecho por parte de un profesional tampoco es necesaria. La mama no es uniforme; presenta pequeños bultos por todo el tejido que son totalmente normales. Además, la forma del pecho es diferente en cada mujer y cada una debe conocer cómo es el suyo para poder detectar cambios si se producen. Si deseas hacerte una autoexploración en casa, hazlo una semana después del primer día de la regla, y en caso de notar algún bulto, observar cambios en el aspecto de la piel o alguna zona que se hunde hacia dentro, consúltalo.

Tampoco es necesario hacer ninguna prueba antes de iniciar un nuevo método anticonceptivo. Si estás pensando en cambiar de método pide cita con tu matrona y ella te informará sobre las distintas opciones que puedes elegir en función de tus antecedentes y tu estilo de vida.

Verdadero: citologías y mamografías

El cribado de mujeres sanas mediante citología ha conseguido reducir hasta un 80-90 % la incidencia y mortalidad por cáncer de cérvix. Es muy importante que las mujeres de entre 25 y 65 años que hayan iniciado su actividad sexual se realicen citologías. Actualmente en España no existe una política común para su realización —varía en función de cada CCAA—, pero no hay que realizarlas anualmente. Las matronas se encargan de realizarla cada 3 o 5 años. Pregunta a tu matrona cuándo debes realizarla.

Para prevenir el cáncer de mama la mamografía es la prueba más efectiva. La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) recomienda una cada 2 años en todas las mujeres entre 50 y 69 años. Si en tu familia hay antecedentes de cáncer de mama, consulta con tu matrona.

El resto de enfermedades ginecológicas benignas, así como el cáncer vulvar o de endometrio y las infecciones vaginales, suelen dar sintomatología.

Si tienes alguna molestia o duda sobre tu salud sexual y reproductiva, visita a tu matrona.

Lucía Martínez Villarejo, matrona Centro de salud Goya, Madrid.

58. Tarragona


Deja un comentario

Escuchar a las mujeres, pensar como matronas

La ciudad de Tarragona acoge los días 26, 27 y 28 de mayo, El II Congreso Internacional de la Confederación de Matronas de la región del Sur de Europa, el IV Congreso de la Asociación Catalana de Llevadoras y el XV congreso de la Federación de Matronas de España. El Palacio de Congresos de esta ciudad acoge a más de 1000 congresistas —entre matronas y residentes— venidas de numerosos puntos de la geografía europea, dispuestas a compartir experiencias y actualizar conocimientos desde la evidencia científica más reciente. El lema del Congreso «Escuchar a las mujeres, pensar como matronas» destaca la necesidad de que la matrona, desde sus competencias se acerquen a las mujeres y conozcan de primera mano las necesidades que plantean a este colectivo.

Durante estos tres días, las matronas y residentes no solo hablarán el conocimiento científico más reciente en temas como el embarazo, el parto posparto, la adolescencia, la menopausia, etc., sino que también podrán poner en común temas de gran controversia como la prescripción de medicamentos para el colectivo, se enriquecerán con las exposiciones de las diferentes competencias de las matrona en diferentes países del sur de Europa y debatirán en una mesa de controversias sobre el parto en casa versus el parto hospitalario —entre otros muchos puntos interesantes del programa—.

La Marea Rosa —una iniciativa creada para reivindicar las competencias de esta profesión y denunciar la desigualdad en la atención sanitaria que padecen muchas mujeres que no disponen de matrona para el cuidado de su salud sexual y reproductiva— también ha tenido un espacio en este congreso, tintando de rosa las escaleras exteriores del Palacio de Congresos.

La multitudinaria afluencia a este congreso, la gran cantidad de trabajos presentados tanto en formato poster y comunicación, así como la preocupación del comité organizador y científico de preparar un programa de gran calidad, demuestran el deseo de las matronas de seguir formándose, de reciclarse y de crecer en su labor para ser en todo momento los mejores profesionales al cuidado de la mujer.

58. Tarragona

 


Deja un comentario

Semana mundial del parto y nacimiento respetados

«Mi decisión, mi cuerpo, mi bebé» es el lema de la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetados que se celebra esta tercera semana de mayo. El título lo dice todo. La mujer es dueña de su proceso de embarazo y parto tanto como lo es de su cuerpo y de su hijo o hija. Es ese empoderamiento de las mujeres el que se hace esencial para enfocar los cuidados basados en el respeto de este momento sagrado en la vida de un ser humano, su nacimiento, porque el parto de cada mujer es el nacimiento de un nuevo ser y el renacer de una familia.

Un parto y un nacimiento respetado es aquel que reconoce el poder de dar vida y alumbrarla, un poder que es inherente a la condición de ser mujer. Un parto respetado reconoce la fisiología del proceso y la acompaña sin entorpecerlo, observando sus tiempos biológicos distintos para cada mujer y su criatura; es aquel en el que se trata de evitar todo tipo de prácticas invasivas e innecesarias; es aquel en el que la mujer participa en la toma de decisiones y es acompañada por la persona que ella elija. El nacimiento respetuoso promueve que la criatura sana —desde el minuto cero— esté con su madre sin interrupción, para así favorecer prácticas tan beneficiosas e innatas como el piel con piel o la lactancia materna.

El parto y el nacimiento respetado también es aquel en que, cuando es necesario, se interviene con respeto. Aquel que, aún saliendo de los patrones de normalidad cuando aparecen complicaciones, se maneja proporcionando información adecuada y acompañamiento con empatía, porque el respeto al momento del nacimiento trasciende las circunstancias, descansa en la actitud profesional.

En España hemos dado grandes pasos hacia esta dirección, pero todavía tenemos mucho camino por delante. En este viaje las matronas, como personal sanitario en cuyas competencias se encuentran todos los aspectos contemplados en el parto normal, tienen un puesto privilegiado al lado de las mujeres. Su acompañamiento en ese momento —proporcionando los cuidados de calidad necesarios, acompañando con calidez a la mujer y a su acompañante, o siendo su apoyo cuando la realidad no coincide con lo que ella imaginó— es de vital importancia. Y ya no sólo en el mismo trabajo de parto, en el proceso de empoderamiento de la mujer que se gesta junto al embarazo, la matrona es la piedra angular al estar a disposición de la mujer y su pareja para facilitar los conocimientos que puedan necesitar, al asegurarse de que tengan la evidencia científica adecuada y al solventar las posibles dudas que puedan surgir de los mismos.

Esta semana se invita a todos aquellos profesionales y asociaciones implicados en hacer del parto y el nacimiento un proceso respetado a realizar actividades que lo hagan visible en la sociedad.

Desde la FAME nuestro compromiso es claro y contundente. Toda mujer tiene derecho a tener un parto respetado. Toda criatura tiene derecho a tener el mejor nacimiento posible, y eso implica un nacimiento respetado. Como profesionales, tenemos el deber de proporcionar ese respeto a la mujer, su pareja y su criatura para que la experiencia del nacimiento sea satisfactoria y gratificante.

La FAME tiene un compromiso pleno, tanto con las mujeres como con las matronas, para promover que cada parto y cada nacimiento sean vivencias acompañadas desde la profesionalidad y el respeto.

55. cáncer de mama


Deja un comentario

El cáncer de mama y el papel de la matrona

El cáncer de mama es un tumor maligno que se desarrolla a partir de células mamarias. Con el paso del tiempo, las células cancerígenas pueden invadir el tejido mamario sano circundante y llegar a los ganglios linfáticos, consiguiendo así una puerta de acceso hacia otras partes del cuerpo. Los estadios del cáncer de mama hacen referencia a lo lejos que se han propagado las células cancerígenas más allá del tumor original. Entre sus causas se encuentran las anomalías genéticas, que únicamente son hereditarias en un 5-10 % de los casos. En el resto de casos, dichas anomalías genéticas están vinculadas al proceso de envejecimiento y al desgaste natural de la vida.

La atención profesional que dedicamos las matronas a las mujeres con cáncer de mama está orientada a brindar cuidados, informar, acompañar y guiar a la mujer en todo el proceso de la enfermedad. Las matronas desempeñamos nuestra actividad en diversos ámbitos que tienen relación directa con el cáncer de mama, como son la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno, así como también los cuidados especializados que se requieren durante las diferentes etapas y tipos de tratamiento.

Actualmente se sabe que el mejor tratamiento para el cáncer es prevenirlo o detectarlo precozmente, cuando las posibilidades de tratamiento y de curación son mayores. Es por ello que uno de nuestros principales objetivos es proporcionar información y educación detallada de todos los factores de riesgo, además de estimular la adopción de hábitos saludables por parte de la mujer y enseñar la técnica del autoexamen de mamas. Todo esto pretende lograr, en definitiva, que mujeres de diferentes edades comprendan la importancia de conocer sus mamas, y fomentar el autocuidado y una actitud proactiva con respecto a su salud.

Sabemos que la palabra cáncer por sí sola puede crear sentimientos intensos e inesperados, y que durante este proceso la mujer se ve afectada integralmente en el ámbito físico, psicológico, social, sexual, laboral, económico, etc. En este sentido, nuestros objetivos también están orientados a ayudarla a reconocer sus emociones, temores y sentimientos, y a entregarle ciertas herramientas que la ayudarán a canalizarlos de la manera más adecuada posible. Además, también asesoramos y apoyamos a estas mujeres en su rehabilitación y reinserción a su vida cotidiana.

Como matronas actuamos desde y para las mujeres, dándoles el apoyo y el ánimo necesarios para enfrentar lo mejor posible este reto que la vida les presenta.

Sonsoles Iglesias, matrona del Complejo Hospitalario de Navarra-B

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.133 seguidores