Matronas y tú

El blog de la FAME


1 comentario

Embarazo y factor Rh negativo

Entre las pruebas y analíticas que se realizan durante el transcurso de un embarazo figura siempre la determinación del grupo sanguíneo (A/B/0) y también el factor Rh (positivo/negativo), que cobra relevancia si el resultado indica que la gestante tiene Rh negativo.

¿Por qué es importante conocer el factor Rh?

Los glóbulos rojos tienen en su superficie unas moléculas (antígenos) que determinan nuestro grupo sanguíneo. Estas moléculas son diferentes según el grupo que se posea: A, B, AB (combinación de las dos anteriores) o 0 (no tienen ningún tipo de antígeno). Lo mismo ocurre cuando se determina el factor Rh. El antígeno de glóbulos rojos que interviene en ello se llama Rhesus D (RhD).

Si una mujer embarazada con RhD negativo tiene un feto RhD positivo, su cuerpo puede desarrollar anticuerpos contra las células sanguíneas de su bebé, lo que se conoce como isoinmunización. Esto ocurriría al producirse algún contacto entre la sangre fetal y la materna (en el parto, tras hemorragias ante-parto, tras procedimientos invasivos como la amniocentesis o legrados, etc.). La sensibilización espontánea también puede ocurrir y se da en torno a las 28-30 semanas de embarazo.

Dicha isoinmunización puede tener consecuencias, no tanto para el feto de la actual gestación, sino para los de embarazos posteriores, para los que la mujer quedará sensibilizada si fueran RhD positivo. Esto podría provocar enfermedades hemolíticas en el recién nacido con resultados, en ocasiones, fatales.

¿Cómo se puede evitar la isoinmunización?

Para evitar que se genere ese “ataque” a los glóbulos rojos fetales, debe administrarse Inmunoglobulina Anti-D entre las semanas 28 y 30 de embarazo a las embarazadas con RhD negativo (independientemente del RhD de la pareja). También habría que administrarla durante las 72 horas posteriores a la realización de un procedimiento que implique posible contacto con sangre fetal, así como en el posparto si el bebé recién nacido fuera RhD positivo. La inmunoglobulina Anti-D es una vacuna que va a evitar que la madre se haga reactiva al antígeno de cara a los futuros embarazos, o lo que es lo mismo, que una madre RhD negativo pueda tener bebés RhD positivos sin crear anticuerpos contra sus glóbulos rojos.

Mª Gara Bourgon Rodríguez, matrona de Atención Primaria en el Servicio Canario de Salud

Anuncios


Deja un comentario

Cómo favorecer la subida de la leche

Una de las mayores preocupaciones de las mamás al alimentar a sus bebés es la subida de la leche. Aunque se trata de algo fisiológico que suele ocurrir de manera natural en los primeros días posparto, hay algunas medidas que pueden facilitarlo.

La subida de la leche es el momento en el cual la leche se produce de manera más abundante y cambia de propiedades y de composición. El calostro del principio, rico en proteínas y defensas, se transforma en leche de transición, más grasa y clara. En este momento puedes notar las mamas más turgentes y extraer más leche al comprimir el pezón.

Para favorecer este fenómeno, además de descansar, comer bien e hidratarse, es importante lo siguiente:

Estimular el pecho con la succión

La prolactina y oxitocina, las principales hormonas que estimulan la producción y la eyección de la leche, se segregan cuando tu cuerpo nota el estímulo de succión del bebé sobre el pezón. De esta manera, realizando a demanda 8-10 tomas al día, se favorece la subida de la leche.

Si tu bebé no pudiese estar contigo (prematuros, ingresos, etc.) puedes simular ese estímulo con el sacaleches.

Ofrecerle ambos pechos

Ir cambiando el pecho para estimular ambos es más eficaz que estimular uno solo durante más tiempo.

Piel con piel

La oxitocina también se produce durante el contacto con el bebé, por lo que tenerlo piel con piel ayudará a que se produzca la subida de la leche.

Evitar el sostén

En este momento debes evitar todo aquello que comprima el pecho. Si te sientes incómoda sin sujetador, puedes utilizar algunos especiales de lactancia, holgados y sin copa.

Evitar el chupete o tetinas

La succión que el bebé realiza sobre el chupete o las tetinas es muy diferente a la que debe realizar sobre el pezón para estimularlo eficazmente, por lo que hasta que la lactancia esté bien establecida, se recomienda no utilizar chupete. Si necesita suplementos de leche, se los puedes dar con jeringa o con un vasito para jarabes.

Mantener la calma

La subida de la leche es un fenómeno regulado por hormonas muy sensibles a los cambios emocionales y al estrés. Por ello se recomienda paciencia, no obsesionarse y evitar situaciones estresantes.

Muchas dudas sobre la lactancia pueden surgir por ideas poco contrastadas. Tu matrona puede ayudarte a resolverlas y buscar soluciones adaptadas a tu situación.

Rocío Calvo García-Pellicer, residente de matrona, hospital Miguel Servet


1 comentario

Parto en el agua: ¿qué saber?

Es probable que conozcas alguna mujer que haya usado la bañera durante su parto. Sumergirse en agua caliente durante el parto presenta ventajas demostradas en cuanto a la flotabilidad y la amplitud de los movimientos, la relajación y el alivio del dolor, la liberación de oxitocina (responsable de las contracciones) y serotonina (hormona de la felicidad), la oxigenación del bebé y la efectividad de las contracciones.

El parto en el agua fue impulsado principalmente por movimientos como el “Birth Whithout Violence” o “Nacer Sin Violencia” de 1975, que luchaba por un parto más humanizado. El primer nacimiento en el agua documentado en Europa tuvo lugar en Francia en 1805.

¿Por qué esta opción?

En España, el Ministerio de Sanidad recomendó en la Estrategia de atención al parto normal del 2010 la inmersión en agua caliente durante la dilatación.

Los beneficios se explican mejor separando las etapas del parto:

  • Acelera la dilatación y disminuye la necesidad de oxitocina externa.
  • Disminuye los traumatismos perineales en el expulsivo, la necesidad de episiotomías y del uso de analgesia.
  • No hay estudios suficientes que recomienden la expulsión de la placenta dentro del agua.

¿Cómo hacerlo?

Hospitales de distintas comunidades autónomas ofrecen esta posibilidad. Debemos tener en cuenta que se deben cumplir unos criterios que dependen de cada hospital, pero los básicos son los siguientes:

  • Gestación de bajo riesgo entre la semana 37 y 42.
  • Acompañamiento continúo.
  • Opción de monitorizar al bebé y las contracciones dentro del agua.
  • Algunos hospitales recomiendan los 4 cm de dilatación, y otros 5-6 cm.
  • No se suele restringir su uso en caso de rotura de bolsa o el exudado vagino-rectal positivo.

Algunos hospitales ofrecen la bañera para la dilatación y otros ofrecen el nacimiento dentro del agua. El recién nacido puede tardar algún segundo más en adaptarse a la vida fuera del útero, pero gracias al reflejo de buceo, no aspira agua y es capaz de comenzar a respirar y experimentar los primeros reflejos dentro del agua.

Conseguir el nacimiento en el agua no es el objetivo final del uso del agua durante el parto; sino conseguir aliviar el dolor y aprovechar las ventajas que ofrece, entre las cuales destacan la satisfacción de la mujeres que lo han experimentado. Pídele información a tu matrona; no tengas una idea fija de tu parto, contempla las alternativas y elije la que más cómoda te haga sentir.

 

Lidia Sanz Durán, Residente de matrona Hospital 12 de Octubre


Deja un comentario

Ya tenemos ganadora del según concurso de posts “Matronas y tu”

El Congreso de la Asociación profesional de Matronas de Asturias fue el marco en el que se realizó la entrega de premios del II concurso de postspara el blog “ Matronas y tu”.
Este concurso pretende impulsar la promoción del trabajo de la matrona a la población, tanto en las redes sociales como en Internet en general, mediante la creación de contenidos de calidad sobre la salud sexual y reproductiva de la mujer.

Este año, el premio ha sido para Lidia Sanz Duran, residente de 2º año de la Unidad Docente de Matronas de la Comunidad de  Madrid, con su post “Tu parto en el agua: ¿qué saber?”

El blog “Matronas y tu” publicará una selección de las entradas participantes en el concurso durante las próximas semanas.

Muchas gracias a todos por participar.


1 comentario

Sistemas de retención infantil: cómo saber cuál es el adecuado

Gran parte de las criaturas recién nacidas realizan su primer viaje en coche en el trayecto del hospital a casa. Para su seguridad, y para todos y cada uno de los desplazamientos vehiculizados que les seguirán hasta que mida más de 135 cm, es obligatorio usar un SRI —Sistema de Retención Infantil— adecuado. De esta manera, el viaje resultará seguro y cómodo. La dificultad reside entonces en la elección. ¿Qué sistemas de retención hay? ¿Cómo se sabe cuál es más adecuado en cada momento?

Hasta ahora los SRI se clasificaban en base al peso del recién nacido según la normativa ECE R-44/04. Actualmente ha entrado en vigor la normativa ECE R-129 (i-Size), según la cual los SRI indican tanto la estatura  como el peso máximo de los recién nacidos que deben usar la silla.

Así, vamos a encontrar en el mercado los siguientes tipos de sillas infantiles:

 

Aspectos que debemos tener en cuenta sobre las sillas infantiles:

  • Es importante practicar cómo colocar la silla antes de colocar por primera vez al recién nacido.
  • Es recomendable que las criaturas viajen a contra marcha el mayor tiempo posible. La nueva normativa R-129 estipula que es obligatorio hasta los 15 meses, pero puedes alargarlo hasta los 3-4 años y ya hay sillas que lo permiten.
  • Los sistemas de retención infantil (SRT) se fijan en el coche mediante los cinturones de seguridad o el sistema ISOFIX. Ambos son seguros si están bien colocados, pero el sistema ISOFIX es más sencillo de usar.
  • Los asientos más seguros para instalar los SRI son los asientos traseros, a ser posible en la parte central, ya que aumenta la seguridad en el caso de choques laterales.
  • La ropa del recién nacido debe permitir el correcto ajuste del arnés de seguridad. El uso de los sacos, por ejemplo, dificulta colocar correctamente la cinta que pasa entre las piernas.
  • Los adultos debemos supervisar el uso correcto de la retención y dar ejemplo utilizando siempre el cinturón de seguridad, aunque sea para un trayecto corto.

Si quieres más información o tienes dudas sobre los sistemas de retención, consulta con tu matrona, ella puede asesorarte.

 

Mª Teresa Villar, Matrona del Hospital Universitario de Getafe (Madrid)


Deja un comentario

El alivio no farmacológico del dolor en el parto

Podemos definir el dolor como «una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con una lesión presente o potencial, o descrita en términos de la misma»,y en él inciden múltiples factores.Así, cada situación en la que aparece el dolor es única y subjetiva, y la única persona que puede evaluarlo, hablar de su percepción, intensidad y características es la misma que lo padece. Entre los tipos de dolor, el dolor de parto tiene una entidad especial: entre otras características, es un dolor no asociado a una patología y con un fuerte componente emocional.

Elalivio del dolor de parto hace referencia a aquellos procedimientos destinados a reducir el dolor ocasionado por el trabajo de parto o el parto, garantizando la máxima inocuidad tanto para la madre como para el feto. Entre los medios que podemos implementar, hacemos dos grandes distinciones: los medios de alivio farmacológicos —analgesia epidural, óxido nitroso, etc.— y los medios no farmacológicos —inmersión en agua, masaje, inyecciones de agua estéril, etc.—. En nuestro medio, el método más utilizado es la analgesia epidural. No obstante, cada vez hay más mujeres que abogan por el uso de los medios no farmacológicos y cada vez hay más estudios que hablan de ellos y más guías de práctica clínica de atención al parto que los incluyen. Además, son métodos muy usados en el caso de las mujeres que deciden parir en casa.

¿Qué ventajas aportan los medios no farmacológicos de alivio del dolor?

  • Son métodos en su mayoría sin efectos secundarios.
  • Se pueden aplicar combinados.
  • Proporcionan el control de dolor a la gestante (aunque esto no sea específico de los medios no farmacológicos), y le da mayor autonomía. Tenemos que tener en cuenta la importancia de este punto en lo que respecta a su relación con la satisfacción de la mujer —a mayor sensación de control, mayor satisfacción—; hay incluso estudios que relacionan la satisfacción con el control del dolor y su percepción.

La Guía de Práctica Clínica de Atención al Parto Normal, publicada en 2010 (pendiente de revisión), recoge la inmersión en agua caliente (grado de recomendación A), el masaje, el contacto físico (grado de recomendación B) y las inyecciones de agua estéril (grado de recomendación B) como medios a ofrecer a las mujeres en este proceso. No obstante, existen otros medios que también se usan para este fin, como pueden ser la acupuntura y la acupresión, la aromaterapia, el uso del TENS, la hipnosis, las técnicas de relajación y el yoga, entre otros.

Tu matrona te ayuda

Puedes pedir asesoramiento a tu matrona, tanto para obtener información, como para aprender la aplicación de un método en concreto o evaluar la idoneidad de una determinada técnica para tu proceso de parto. Ella siempre estará a tu lado, acompañándote en este momento.


1 comentario

Segundo concurso de Matronas y tú

Si eres matrona o residente de matrona, te invitamos a participar en nuestro concurso para publicar una entrada aquí en el blog de Matronas y tú. Si tu post es el elegido, podrás ganar la inscripción al próximo congreso de la FAME, además de poder publicarlo en esta plataforma con tu firma y recibir un certificado acreditativo.

En este enlace puedes encontrar la lista de entradas que ya hemos publicado, así tendrás una mejor idea de los temas que ya se han tratado y también quizá encuentres inspiración.

Puedes leer las bases a continuación. ¡Anímate! Estamos desando leerte.


1 comentario

Las «falsas contracciones» o contracciones de Braxton Hicks: consejos para reconocerlas

Tal vez hayas oído hablar de las falsas contracciones durante el embarazo o las contracciones de Braxton Hicks. Para empezar a entender qué son, vamos a explicar un poco qué son las contracciones en general.

El útero está formado en gran parte por músculo y, como tal, tiene las propiedades que tienen otros músculos de nuestro cuerpo: contraerse y relajarse. El útero se contrae en diferentes situaciones fisiológicas de nuestra vida: durante la menstruación —para expulsar los restos de endometrio y de sangrado— o durante el orgasmo en las relaciones sexuales.

Durante el parto, las contracciones tienen como objetivo madurar y dilatar el cuello del útero para permitir la salida del bebé. Cuando el útero se contrae, desplaza el bebé hacia abajo y estira hacia arriba el cérvix para que se vaya abriendo poco a poco. Las contracciones son necesarias para que avance la dilatación. De hecho, el útero también es conocido como «el motor del parto».

Durante el embarazo, el útero va haciendo ensayos generales de las contracciones. A medida que avanza la gestación, el útero se hace más receptivo a la oxitocina, que es la hormona que provoca las contracciones, y de vez en cuando se contrae —generalmente durante el tercer trimestre, a veces incluso antes—. Estas son las famosas falsas contracciones o contracciones de Braxton Hicks.

Ocurren, sobre todo, cuando nos movemos, cuando estamos mucho rato de pie o cuando nos tocan la barriga. Se nota porque de repente el abdomen se pone duro y a veces incluso cambia de forma. Es normal tener muchas contracciones de este tipo en las últimas semanas de embarazo, y esto no debe alarmarnos.

¿Cómo puedo saber si son contracciones de parto?

A diferencia de las contracciones durante el parto, las de Braxton Hicks no dilatan el cuello del útero. Por lo tanto, las distinguiremos de las contracciones de parto porque:

  • generalmente no son dolorosas (si hay dolor, suele ser leve y en el bajo vientre);
  • no son regulares (se dan a intervalos distintos);
  • no son frecuentes;
  • suelen ser cortas (menos de 1 minuto);
  • y, lo más importante, normalmente ceden haciendo algo de reposo.

Las contracciones de parto, en cambio:

  • son regulares (se dan en el mismo intervalo de tiempo y no se espacian unas de las otras);
  • cada vez se hacen más frecuentes (solemos decir que la frecuencia de las contracciones de parto es de unas 3 contracciones cada 10 minutos);
  • son intensas, y duran aproximadamente un minuto;
  • no se modifican con los cambios de posición (aunque te tumbes, te sientes o estés en movimiento, seguirás teniendo contracciones).

¿Qué puedo hacer para aliviar las falsas contracciones?

Si tienes muchas contracciones de este tipo y te producen molestias, prueba alguna de estos consejos:

  • Si estabas tumbada, levántate y da un paseo o cambia tu postura; muchas veces estas contracciones se alivian cuando cambiamos nuestra posición.
  • Si estás activa y en movimiento, prueba sentarte y descansar un poco para ver si así ceden.
  • El agua caliente es tu aliada: date una buena ducha o sumérgete en agua caliente. El calor relaja los músculos, por lo tanto, también relaja el útero.

 

Ana García, matrona en atención primaria de Mallorca

Conecta con tu matrona (canal de YouTube, Instagram, Facebook y Twitter)


1 comentario

¿Qué es el parto en posterior?

A menudo nos llama la atención que hablando de partos, otra mujer nos diga que «su bebé venía mirando hacia arriba» o algo similar. Efectivamente, en ocasiones los fetos, a la hora de hacer las rotaciones que corresponden en el proceso de parto, sitúan la parte posterior de su cabeza hacia el sacro o hacia la parte más posterior de la pelvis. A esto lo llamamos parto en occipitoposterior.

¿En qué se traduce este cambio?

Esto se suele traducir en partos con un periodo de dilatación más largo y periodos expulsivos más dificultosos.

También es muy característico que la mujer refiera mucho dolor lumbar en comparación a otras posiciones. Además, las mujeres suelen referir «sensación de pujar» mucho antes de haber llegado al periodo expulsivo —que es cuando normalmente se refiere—, debido a que esta posición estimula los nervios sensitivos, y esta estimulación lleva a la sensación de pujo aunque no sea el momento de hacerlo.

¿Conlleva algún problema?

Se suele relacionar con una mayor necesidad de recibir oxitocina, además de un mayor riesgo de infección, partos instrumentales, cesáreas y desgarros, en especial desgarros importantes.

En la criatura, se relaciona con Apgar al minuto y a los 5 minutos más bajos, menores cifras de pH en la sangre del cordón y un mayor número de ingresos en neonatología.

Además, se relaciona con un mayor número de traumatismos obstétricos. Sin embargo, esta estadística tiene más que ver con la relación que tienen este tipo de partos con los partos instrumentales.

¿Qué factores de riesgo están relacionados con este tipo de parto?

Resulta más frecuente en primíparas —mujeres que no han tenido partos previos—. Además, otros factores que podrían estar relacionados con este tipo de parto pueden ser la altura de la madre y el tipo de pelvis que tiene (todas las pelvis femeninas no son iguales), así como antecedentes de partos en occipitoposterior, o el peso extremo de la criatura, tanto si es alto —por encima de 4000 g— como si es bajo —inferior a 2500 g—.

Tu matrona te ayuda

Las matronas conocemos la importancia de la movilidad en el parto para prevenir esta posición y la eficacia de otras posiciones alternativas que puede adoptar la mamá para favorecer la rotación, como por ejemplo, posiciones sobre manos y rodillas (cuadrupenia), entre otras.

Si tienes cualquier duda, consulta con tu matrona de referencia.

Julita Fernández Arranz, comadrona en HGU Gregorio Marañón

http://www.aquanatal.es


2 comentarios

Bancos de leche: la mejor opción cuando no disponemos de leche de madre

A día de hoy nadie puede dudar de los innumerables beneficios que tiene la leche materna para nuestras criaturas, no solo a nivel nutricional e inmunológico, sino también a nivel emocional. En el caso de los bebés prematuros o los bebés con problemas de salud, estos beneficios se multiplican. En la población de recién nacidos muy prematuros, los estudios han demostrado que la leche de madre juega un papel crucial en la prevención de complicaciones intestinales (enterocolitis necrotizante), infecciones, displasia broncopulmonar (patología pulmonar crónica) y retinopatía. Dichos beneficios están ligados a la capacidad trófica, antiinfecciosa, inmunomoduladora, así como antioxidante de la leche materna.

También tiene una gran incidencia en la tasa de reingresos posteriores y en el tiempo de ingreso. Este beneficio viene ligado a su capacidad para prevenir infecciones, entre las cuales destacan las de origen respiratorio y gastrointestinal.

Cuando la propia madre no dispone de leche suficiente para alimentar a su hijo, o cuando existe una contraindicación para lactar (como por ejemplo, por estar recibiendo tratamiento quimioterápico) y no puede darle su propia leche a su criatura y se trata de un recién nacido muy prematuro o enfermo ingresado, la mejor opción de alimentación es la leche materna donada de otras madres a un banco de leche.

¿Qué es un banco de leche?

Un banco de leche materna es un centro especializado responsable de la promoción y apoyo a la lactancia materna, y de la recolección, análisis, procesamiento, almacenamiento y distribución de leche materna donada a los pacientes que la necesiten bajo prescripción médica. Además, garantiza la calidad nutricional y la seguridad microbiológica y tóxica del consumo de la leche.

La donación de leche es un acto voluntario y altruista. Por otro lado, la leche donada no debe suponer ningún coste económico adicional a los receptores de la leche donada.

En España, el primer banco de leche se creó en 2001 en las Islas baleares. Actualmente, existen 14 bancos de leche materna situados en diferentes comunidades autónomas, según la Asociación Española de Bancos de Leche Humana.

INDICACIONES DE LECHE MATERNA DONADA

Cualquier recién nacido que no disponga de leche de su propia madre en cantidad suficiente podría beneficiarse. Sin embargo, dado que la LHD es un recurso escaso, se priorizará su empleo en los siguientes grupos de pacientes de riesgo:

  • Recién nacidos muy prematuros (edades gestacionales <32-34)
  • Recién nacidos de muy bajo peso al nacimiento (peso <1500 gramos)
  • Retraso de crecimiento intrauterino con alteración en la ecografía doppler obstétrica
  • Patología intestinal congénita
  • Realimentación tras ser sometido a cirugía
  • Cardiopatías congénitas
  • Intolerancias digestivas
  • Compromiso de la perfusión sanguínea intestinal secundaria a eventos hipóxico-isquémicos (asfixia, después de una parada cardiorrespiratoria, shock grave)
  • Alergias o intolerancia a las proteínas de la leche de vaca
  • Desórdenes metabólicos

¿Qué madres pueden ser donantes?

Madres sanas con una lactancia materna establecida. Puede tratarse de mujeres que tengan a su hijo(s) sano(s) o a su hijo ingresado en una unidad neonatal. También se admite la leche de aquellas mujeres cuyo hijo ha fallecido. Las mujeres que desean donar leche pasan una entrevista y unas pruebas analíticas.

¿Qué controles se realizan en un banco de leche?

Se realizan múltiples controles en las diferentes fases del proceso. La leche materna donada considerada apta es sometida a un tratamiento térmico (el más frecuente es la pasteurización Holder) que elimina los posibles microorganismos presentes. Posteriormente, se remite una muestra para realizar un cultivo microbiológico y se congela para su conservación. La leche donada que tras su pasteurización es estéril se considera apta para su distribución. Asimismo, se realiza un análisis nutricional de la leche para poderla clasificar y adaptar a las necesidades de los posibles receptores.

¿Dónde puedo conseguir más información sobre la donación de leche?

Puedes consultar a tu matrona, que podrá asesorarte para contarte, desde la manera de hacer la recolección de leche, hasta el centro más cercano donde podrás depositarla.

Dr. Nadia Raquel García Lara, neonatòloga

Coordinadora del Banco Regional de Leche Materna de la Comunidad de Madrid

Presidenta de la Asociación Española de Bancos de Leche Humana

 

Julita Fernández Arranz, comadrona en HGU Gregorio Marañón

http://www.aquanatal.es