Matronas y tú

El blog de la FAME

La actividad física en el embarazo: más que una opción, una necesidad

3 comentarios

Hoy en día nadie puede discutir los innegables beneficios que tiene la actividad física para la población en general. Practicar deporte es el hábito saludable por excelencia y el más recomendado por el personal sanitario en la promoción de la salud; así como el mantenimiento de una dieta adecuada.

Pero, ¿en el embarazo también?

En el embarazo particularmente. Los estudios han demostrado que la práctica de actividad física, adaptada al embarazo de forma apropiada, incide positivamente en los valores de tensión arterial, el mantenimiento del peso adecuado, los niveles de glucosa y las posibles patologías en las que este se ve alterado, el dolor lumbar, etc. Todo esto sin causar perjuicio alguno a la salud del bebé. Además, en el plano psicológico, la actividad física ayuda a las gestantes a mejorar la autoestima, mejora el estado de ánimo y disminuye el riesgo de padecer estrés.

¿Qué tipo de ejercicio físico es el más adecuado?

La gran mayoría de las mujeres que realizaban deporte antes de quedarse embarazadas podrán seguir realizándolo durante el primer trimestre siempre que se mantengan ciertas precauciones (mantener una intensidad adecuada, evitar el riesgo de caídas, golpes y lesiones y evitar las altitudes elevadas o actividades submarinas). A partir del segundo y tercer trimestre de embarazo es recomendable realizar actividades adaptadas específicamente al embarazo.

¿Para qué mujeres está contraindicada la actividad física?

En principio para toda gestante de alto riesgo. Situaciones como el embarazo gemelar o patologías como la amenaza de parto prematuro o abortos de repetición requieren una especial supervisión de todos los aspectos del embarazo, incluyendo las actividades que se pueden realizar.

¿Cuánto tiempo le dedico a la semana?

Los estudios recomiendan que las embarazadas realicen ejercicio físico 30 minutos al día, 5 veces a la semana. Para aquellas mujeres con vida sedentaria, el nivel de trabajo se irá incrementando progresivamente hasta alcanzar el deseado.

Los ejercicios más indicados para el embarazo:

  • Paseos. Salir a pasear es un método sencillo, cómodo y económico para mantenerse en forma en el embarazo.
  • Actividades dirigidas de bajo impacto: podemos incluir en este grupo el Pilates, el yoga, la danza oriental, etc. Estas deberán estar específicamente diseñadas para la gestante, evitando ejercicios que puedan ser desaconsejables para su estado.
  • Actividades acuáticas: el agua, por sus especiales características (flotación, resistencia y presión hidrostática) resulta un medio muy favorecedor para la gestación. En esta categoría encontramos ejercicios que van desde el nado modificado hasta el aquafitness, pasando por un amplio abanico de opciones.
  • Bicicleta, especialmente bicicleta estática. De las actividades recomendadas en el embarazo, puede que esta sea la menos conocida, no obstante, sirve para lograr una mejora aeróbica importante.

¿Y si tengo dudas, a quién recurro?

Las matronas acompañamos a las gestantes en todos los aspectos del embarazo, incluida la preparación física. Consulta con tu matrona, ella podrá aconsejarte sobre la idoneidad de los ejercicios a realizar en tu caso en particular.

Anuncios

3 pensamientos en “La actividad física en el embarazo: más que una opción, una necesidad

  1. Pingback: La actividad física en el embarazo: más que una opción, una necesidad | Aquanatal

  2. Hola, acabo de cumplir 44 años y estoy en mi quinta semana. Es mi primer embarazo y tengo muchas dudas sobre el ejercicio que puedo hacer.
    Hasta ahora alternaba rutinas cardio de bajo impacto (sin saltos) de 30-40 minutos con algo de tonificación principalmente de piernas, gluteos y abdomen y también algo de bicicleta elíptica, todo esto repartido en unos 3-4 días por semana más o menos, dependiendo del tiempo. El caso es que no sé hasta que punto puedo seguir haciéndolo, de momento he parado para evitar riesgos pero me gustaría retomarlo de forma segura.
    En el artículo se recomienda la bicicleta estática, ¿esa recomendación es válida también para bicicleta elíptica? De ser afirmativa la respuesta ¿con qué frecuencia y duración?.

    Muchas gracias.

    • Hola, Stella:

      Hacer rutinas aeróbicas durante el embarazo es muy favorable, siempre que mantengas una frecuencia cardíaca adecuada, no por encima de los 140 latidos por minuto. Debes encontrarte lo suficientemente cómoda para poder hablar sin esfuerzo mientras realizas la actividad. Respetando esto puedes trabajar en elíptica o en cinta siempre que en la cinta andes y no corras.

      En lo que se refiere a tonificación, en principio no hay problema siempre que se haga con poca carga y pocas repeticiones (15 repeticiones por ejemplo). En lo que al trabajo de abdomen se refiere, sería favorable que te supervisara un profesional; hay muchas matronas que son especialistas en preparación física y embarazo, puedes consultarlo con ellas. No se recomienda hacer trabajo hiperpresivo, ni con acortamiento de rectos con flexión de tronco.

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s