Matronas y tú

El blog de la FAME

Planificando mi embarazo: la consulta preconcepcional

3 comentarios

Actualmente, el control del embarazo por las mujeres de nuestra sociedad está prácticamente generalizado y, de hecho, el 50% de las mujeres deciden cuándo quedarse en función de sus necesidades o preferencias en un determinado momento de su vida. Paradójicamente, menos de un 10% de ellas acuden a una consulta preconcepcional.

¿Cuál es la finalidad de la consulta preconcepcional?

El consejo preconcepcional sirve para prevenir o mejorar todos aquellos factores en la vida de la mujer que puedan tener un efecto negativo sobre la futura gestación. El asesoramiento se realiza siempre de manera individualizada, ya que las recomendaciones a seguir serán específicas para cada mujer en función de sus necesidades.

¿Qué actividades desarrollamos en la consulta preconcepcional?

En primer lugar, se elabora la historia detallada de la mujer para poder evaluar el nivel de salud de la mujer; con exploración general y ginecológica si procede. La realización de dicha historia nos permitirá, entre otras cosas:

Revisar los antecedentes reproductivos de la mujer

El asesoramiento sobre los problemas que pueden haber surgido en gestaciones anteriores puede ayudar no sólo a que los factores causantes no se repitan, sino también a que la mujer exprese sus dudas o miedos al respecto de dichas situaciones. Asimismo, resulta fundamental recomendar a las mujeres que adecuen el periodo entre embarazos en el caso de que hayan tenido cesáreas previas.

Determinar el estado inmunológico de la mujer y la exposición a hábitos tóxicos y ambientales

El adecuado estado vacunal de la mujer es importante de cara a la futura gestación al igual que el estado serológico de la mujer. Enfermedades como el VIH o la sífilis pueden ser transmitidas al feto durante la gestación o durante el parto, por lo que la prevención de dicho contagio, tomando las medidas adecuadas en cada caso, resulta de vital importancia. Además, la introducción de hábitos preventivos contra la listeria, la toxoplasmosis o el citomegalovirus pueden evitar que la mujer padezca dicha enfermedad durante el embarazo y el consecuente riesgo sobre el feto.

El tabaco, el alcohol y el consumo de otras sustancias tóxicas pueden suponer un serio problema de cara a una futura gestación. Está ampliamente demostrada la influencia nociva que tienen sobre el embarazo y la salud del feto y/o el bebé, incrementando la incidencia de abortos y partos prematuros, bebés de bajo peso, malformaciones y síndromes de abstinencia, entre otros. En la consulta preconcepcional, a parte de dar consejo sobre estos malos hábitos, la matrona y la gestante pueden analizar la manera más adecuada de dejarlos.

Resulta fundamental, también, detectar exposiciones ambientales y laborales de riesgo, situaciones socioeconómicas desfavorables o sospecha de violencia de género que puedan condicionar el resultado de la gestación.

Potenciar los estilos de vida saludables

La realización de ejercicio físico moderado, el seguimiento de una dieta saludable, o iniciar el embarazo con un estado nutricional óptimo, con un peso adecuado, es un punto de vital importancia en el asesoramiento en consulta.

Las mujeres con problemas de salud tales como asma, diabetes, enfermedades cardiovasculares, epilepsia, etc., pueden conocer los cuidados especiales de cara a una futura gestación. Abordar dichas enfermedades antes del embarazo nos permite elegir los fármacos más adecuados para la patología en cuestión en período gestacional y permitirá que la mujer afronte la gestación en las condiciones más óptimas dentro de su patología, habiendo resuelto sus dudas y miedos con anticipación.

Hay que recalcar, además, la importancia de consultar previamente la toma de productos de fitoterapia y similares, ya que algunos de ellos tienen influencia sobre el embarazo y el feto.

Iniciar la toma de suplementos nutricionales

A pesar de llevar unos hábitos alimenticios adecuados, se ha demostrado que la suplementación de ácido fólico y yodo en periodo preconcepcional reduce la incidencia de defectos en el tubo neural —espina bífida, labio leporino, etc.— y de desarrollo de problemas neurológicos entre otros. Así, se recomienda al menos 0,4 mg/día en mujeres sin factores de riesgo asociados para su embarazo de padecer defectos del tubo neural y 4 mg/día para aquellas que sí los tengan. Respecto a la suplementación con yodo, previa al embarazo, no se dispone de evidencia sobre la eficacia y la seguridad del tratamiento.

¿Tienes dudas? Acude a la consulta de tu matrona, el personal sanitario encargado de cuidar de tu salud sexual y reproductiva. Entre sus funciones está la de dar asesoramiento y consejo preconcepcional a las mujeres que desean tener un hijo.

Anuncios

3 pensamientos en “Planificando mi embarazo: la consulta preconcepcional

  1. Pingback: Planificando mi embarazo: La consulta preconcepcional |

  2. Hola estoy buscamdo un bebe y me hicieron uma limpieza de trompas hace 3 semanas es mas facil kedar embarazada ahora

    • Apreciada amiga:

      Supongo que te referirás a un legrado. En principio, el hecho de haber sido sometida a un legrado no aumenta ni disminuye tus posibilidades de embarazo.

      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s