Matronas y tú

El blog de la FAME

Métodos anticonceptivos IV: el método MELA

Deja un comentario

El método de la amenorrea de la lactancia (MELA) es un método anticonceptivo muy sencillo de utilizar, además de barato e inocuo.

Se basa en la infertilidad natural que se produce al amamantar, ya que la prolactina y la succión frecuente del bebé consiguen bloquear la producción hormonal que se necesita para ovular.

La prolactina es una hormona —sustancia que producen algunas glándulas del cuerpo y que interviene en el funcionamiento de otros órganos— segregada por la glándula pituitaria que se encuentra en el cerebro.

La función de esta hormona es la producción de leche en las glándulas mamarias. Además, inhibe la producción de otras hormonas y actúa sobre el cuerpo lúteo del ovario, causando así la supresión de la ovulación.

Las mujeres que lactan presentan un periodo de amenorrea (sin regla) e infertilidad que puede durar desde dos meses hasta dos años o más. El reinicio de la regla es un indicador importante del retorno de la fertilidad de la mujer.

No hay ninguna contraindicación para su uso y no hay evidencia de que exista un efecto negativo sobre la salud de la mujer.

¿Qué condiciones se deben cumplir?

Para garantizar su alta eficacia se deben cumplir las siguientes condiciones:

  • La criatura debe ser menor de 6 meses. A partir de los 6 meses se empiezan a ofrecer otros alimentos distintos a la leche materna, la criatura empieza a mamar un poco menos, y esto puede desencadenar una ovulación.
  • La madre no debe tener la menstruación. Las pérdidas de sangre que se producen durante los dos primeros meses que siguen al parto (56 días posparto) no se consideran sangrado menstrual. Se considera que la menstruación ha regresado cuando hay algún tipo de pérdida de sangre durante dos días consecutivos fuera de los primeros 56 días postparto.
  • Lactancia exclusiva. Durante los primeros 6 meses la criatura no debe tomar nada más que pecho, ni agua, ni infusiones, ni otros alimentos.
  • Lactancia a demanda y con tomas frecuentes: sin descanso nocturno de más de 6 horas ni diurno de más de 4 horas.

Si se cumplen estas condiciones, la eficacia de este método es muy alta. El porcentaje de éxito es del 98-99 % durante los primeros 6 meses después del parto.

En el momento en que alguna de estas condiciones cambia, disminuye la seguridad y se aconseja que buscar otro método anticonceptivo complementario o alternativo.

Puedes leer más sobre otros métodos anticonceptivos en los siguientes enlaces.

¿Deseas una atención personalizada? Consulta con tu matrona, ella te asesorará sobre los métodos que mejor se adapten a tu situación.

Ángela Verdú, matrona del Centro de Salud de Banyeres, Alicante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s