Matronas y tú

El blog de la FAME


Deja un comentario

El alivio no farmacológico del dolor en el parto

Podemos definir el dolor como «una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con una lesión presente o potencial, o descrita en términos de la misma»,y en él inciden múltiples factores.Así, cada situación en la que aparece el dolor es única y subjetiva, y la única persona que puede evaluarlo, hablar de su percepción, intensidad y características es la misma que lo padece. Entre los tipos de dolor, el dolor de parto tiene una entidad especial: entre otras características, es un dolor no asociado a una patología y con un fuerte componente emocional.

Elalivio del dolor de parto hace referencia a aquellos procedimientos destinados a reducir el dolor ocasionado por el trabajo de parto o el parto, garantizando la máxima inocuidad tanto para la madre como para el feto. Entre los medios que podemos implementar, hacemos dos grandes distinciones: los medios de alivio farmacológicos —analgesia epidural, óxido nitroso, etc.— y los medios no farmacológicos —inmersión en agua, masaje, inyecciones de agua estéril, etc.—. En nuestro medio, el método más utilizado es la analgesia epidural. No obstante, cada vez hay más mujeres que abogan por el uso de los medios no farmacológicos y cada vez hay más estudios que hablan de ellos y más guías de práctica clínica de atención al parto que los incluyen. Además, son métodos muy usados en el caso de las mujeres que deciden parir en casa.

¿Qué ventajas aportan los medios no farmacológicos de alivio del dolor?

  • Son métodos en su mayoría sin efectos secundarios.
  • Se pueden aplicar combinados.
  • Proporcionan el control de dolor a la gestante (aunque esto no sea específico de los medios no farmacológicos), y le da mayor autonomía. Tenemos que tener en cuenta la importancia de este punto en lo que respecta a su relación con la satisfacción de la mujer —a mayor sensación de control, mayor satisfacción—; hay incluso estudios que relacionan la satisfacción con el control del dolor y su percepción.

La Guía de Práctica Clínica de Atención al Parto Normal, publicada en 2010 (pendiente de revisión), recoge la inmersión en agua caliente (grado de recomendación A), el masaje, el contacto físico (grado de recomendación B) y las inyecciones de agua estéril (grado de recomendación B) como medios a ofrecer a las mujeres en este proceso. No obstante, existen otros medios que también se usan para este fin, como pueden ser la acupuntura y la acupresión, la aromaterapia, el uso del TENS, la hipnosis, las técnicas de relajación y el yoga, entre otros.

Tu matrona te ayuda

Puedes pedir asesoramiento a tu matrona, tanto para obtener información, como para aprender la aplicación de un método en concreto o evaluar la idoneidad de una determinada técnica para tu proceso de parto. Ella siempre estará a tu lado, acompañándote en este momento.

Anuncios


7 comentarios

Inyecciones de agua estéril en en rombo de Michaelis

Las inyecciones de agua estéril en el rombo de Michaelis pueden ser una alternativa para el alivio del dolor en el trabajo de parto, en especial, para aquel dolor que se localiza en la zona lumbar.

Se trata de una técnica basada en la teoría de la compuerta, ideada por Patrick Wall y Ronald Melzack, según la cual, la presión del agua bloquea la llegada de la sensación del dolor al cerebro.

Sin embargo, cada persona sentirá el dolor de forma diferente, dependiendo de factores emocionales, cognitivos y ambientales. Por lo tanto, la efectividad varía en cada caso.

¿Dónde está el rombo de Michaelis?

El rombo de Michaelis se localiza en la zona lumbar de la mujer, entre cuatro puntos que forman sus vértices. Está en la parte baja de la espalda y es la figura imaginaria que se forma entre los hoyuelos lumbares, el final del surco de la columna y el principio de los glúteos.

¿En qué consiste esta técnica?

La inyección de agua estéril en el rombo de Michaelis consiste en infiltrar mediante una aguja muy fina pequeñas cantidades de agua estéril en la piel de esta zona.

Normalmente se realizan cuatro punciones, una en cada vértice del rombo.

La técnica puede ser un poco molesta, ya que al inyectarse el agua estéril se produce una sensación punzante o un ardor en la zona que dura unos 30-90 segundos. Posteriormente, suele conseguirse un alivio inmediato del dolor de espalda.

Si el parto es largo, se puede repetir.

¿Es efectiva esta técnica?

Se considera una técnica muy eficaz para disminuir el dolor lumbar en el parto.

El mayor efecto se obtiene a los 30 minutos, y sus efectos duran un total de entre 60-120 minutos.

Ventajas

Es un método analgésico fácil, rápido, eficaz y sin efectos secundarios.

Inconvenientes

La técnica puede ser un poco molesta.

Aunque en algunos países europeos es una técnica que se emplea con frecuencia, en España es bastante desconocida y poco utilizada hoy en día. Si crees que esta técnica te puede beneficiar, pregunta a la matrona que te acompañe durante el parto.

Sonsoles Iglesias, matrona Complejo Hospitalario de Navarra-B