Matronas y tú

El blog de la FAME


Deja un comentario

Semana mundial del parto y nacimiento respetados

«Mi decisión, mi cuerpo, mi bebé» es el lema de la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetados que se celebra esta tercera semana de mayo. El título lo dice todo. La mujer es dueña de su proceso de embarazo y parto tanto como lo es de su cuerpo y de su hijo o hija. Es ese empoderamiento de las mujeres el que se hace esencial para enfocar los cuidados basados en el respeto de este momento sagrado en la vida de un ser humano, su nacimiento, porque el parto de cada mujer es el nacimiento de un nuevo ser y el renacer de una familia.

Un parto y un nacimiento respetado es aquel que reconoce el poder de dar vida y alumbrarla, un poder que es inherente a la condición de ser mujer. Un parto respetado reconoce la fisiología del proceso y la acompaña sin entorpecerlo, observando sus tiempos biológicos distintos para cada mujer y su criatura; es aquel en el que se trata de evitar todo tipo de prácticas invasivas e innecesarias; es aquel en el que la mujer participa en la toma de decisiones y es acompañada por la persona que ella elija. El nacimiento respetuoso promueve que la criatura sana —desde el minuto cero— esté con su madre sin interrupción, para así favorecer prácticas tan beneficiosas e innatas como el piel con piel o la lactancia materna.

El parto y el nacimiento respetado también es aquel en que, cuando es necesario, se interviene con respeto. Aquel que, aún saliendo de los patrones de normalidad cuando aparecen complicaciones, se maneja proporcionando información adecuada y acompañamiento con empatía, porque el respeto al momento del nacimiento trasciende las circunstancias, descansa en la actitud profesional.

En España hemos dado grandes pasos hacia esta dirección, pero todavía tenemos mucho camino por delante. En este viaje las matronas, como personal sanitario en cuyas competencias se encuentran todos los aspectos contemplados en el parto normal, tienen un puesto privilegiado al lado de las mujeres. Su acompañamiento en ese momento —proporcionando los cuidados de calidad necesarios, acompañando con calidez a la mujer y a su acompañante, o siendo su apoyo cuando la realidad no coincide con lo que ella imaginó— es de vital importancia. Y ya no sólo en el mismo trabajo de parto, en el proceso de empoderamiento de la mujer que se gesta junto al embarazo, la matrona es la piedra angular al estar a disposición de la mujer y su pareja para facilitar los conocimientos que puedan necesitar, al asegurarse de que tengan la evidencia científica adecuada y al solventar las posibles dudas que puedan surgir de los mismos.

Esta semana se invita a todos aquellos profesionales y asociaciones implicados en hacer del parto y el nacimiento un proceso respetado a realizar actividades que lo hagan visible en la sociedad.

Desde la FAME nuestro compromiso es claro y contundente. Toda mujer tiene derecho a tener un parto respetado. Toda criatura tiene derecho a tener el mejor nacimiento posible, y eso implica un nacimiento respetado. Como profesionales, tenemos el deber de proporcionar ese respeto a la mujer, su pareja y su criatura para que la experiencia del nacimiento sea satisfactoria y gratificante.

La FAME tiene un compromiso pleno, tanto con las mujeres como con las matronas, para promover que cada parto y cada nacimiento sean vivencias acompañadas desde la profesionalidad y el respeto.


Deja un comentario

El cáncer de mama y el papel de la matrona

El cáncer de mama es un tumor maligno que se desarrolla a partir de células mamarias. Con el paso del tiempo, las células cancerígenas pueden invadir el tejido mamario sano circundante y llegar a los ganglios linfáticos, consiguiendo así una puerta de acceso hacia otras partes del cuerpo. Los estadios del cáncer de mama hacen referencia a lo lejos que se han propagado las células cancerígenas más allá del tumor original. Entre sus causas se encuentran las anomalías genéticas, que únicamente son hereditarias en un 5-10 % de los casos. En el resto de casos, dichas anomalías genéticas están vinculadas al proceso de envejecimiento y al desgaste natural de la vida.

La atención profesional que dedicamos las matronas a las mujeres con cáncer de mama está orientada a brindar cuidados, informar, acompañar y guiar a la mujer en todo el proceso de la enfermedad. Las matronas desempeñamos nuestra actividad en diversos ámbitos que tienen relación directa con el cáncer de mama, como son la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno, así como también los cuidados especializados que se requieren durante las diferentes etapas y tipos de tratamiento.

Actualmente se sabe que el mejor tratamiento para el cáncer es prevenirlo o detectarlo precozmente, cuando las posibilidades de tratamiento y de curación son mayores. Es por ello que uno de nuestros principales objetivos es proporcionar información y educación detallada de todos los factores de riesgo, además de estimular la adopción de hábitos saludables por parte de la mujer y enseñar la técnica del autoexamen de mamas. Todo esto pretende lograr, en definitiva, que mujeres de diferentes edades comprendan la importancia de conocer sus mamas, y fomentar el autocuidado y una actitud proactiva con respecto a su salud.

Sabemos que la palabra cáncer por sí sola puede crear sentimientos intensos e inesperados, y que durante este proceso la mujer se ve afectada integralmente en el ámbito físico, psicológico, social, sexual, laboral, económico, etc. En este sentido, nuestros objetivos también están orientados a ayudarla a reconocer sus emociones, temores y sentimientos, y a entregarle ciertas herramientas que la ayudarán a canalizarlos de la manera más adecuada posible. Además, también asesoramos y apoyamos a estas mujeres en su rehabilitación y reinserción a su vida cotidiana.

Como matronas actuamos desde y para las mujeres, dándoles el apoyo y el ánimo necesarios para enfrentar lo mejor posible este reto que la vida les presenta.

Sonsoles Iglesias, matrona del Complejo Hospitalario de Navarra-B


1 comentario

Mujeres y recién nacidos: en el corazón de las matronas

57. Día internacional

Cada año en este día celebramos la existencia de una profesión dedicada al cuidado de la salud de la mujer. Ser MATRONA es dedicar nuestro esfuerzo diario, nuestros conocimientos y nuestros recursos profesionales a mejorar la salud de las mujeres en cada rincón del mundo.

Las MATRONAS trabajamos para garantizar que cada mujer y cada recién nacido tengan acceso a la mejor atención posible antes, durante y después del embarazo y el parto. Es un derecho de cada mujer y nuestra misión es empoderarlas para que puedan pedir el tipo de cuidados que necesiten y tomen decisiones informadas sobre su propia salud.

Pero la mujer no es un ente aislado en nuestra sociedad. La salud de la mujer está íntimamente ligada a la salud de la familia y, por extensión, de la comunidad en la que vive. Es por ello que nuestro trabajo tiene un objetivo y una repercusión aún más amplia. Las matronas trabajamos con la mujer, con su pareja y con los demás miembros de la familia si los hay; y lo hacemos en los hospitales, en la comunidad y en el propio domicilio de la mujer, así como en las universidades y en asociaciones de mujeres.

La FAME lleva años apostando por impulsar el trabajo de la matrona a través del desarrollo de todas sus competencias. Trabajamos cada día para apoyar y fortalecer una profesión esencial para mejorar la salud de nuestra población. Esto hace que este sea un día de celebración y de reflexión.

Celebrar que seguimos mejorando en conocimientos, formación y en calidad de cuidados. Celebrar que cada día son mas mujeres las que tienen acceso a una matrona. Sin embargo, también es una día para la reflexión; para reflexionar sobre cómo llegar a la excelencia en cada lugar de encuentro con una mujer y su familia, reflexionar con humildad y responsabilidad sobre el camino que aún queda por recorrer.

Hoy la FAME, junto con la Confederación Internacional de Matronas (ICM), nos propone un reto: hacer visible lo que una MATRONA puede hacer por ti y por tu familia.

Como regalo, queremos compartir con vosotros este vídeo que se ha elaborado desde la FAME, en el que podréis conocer nuestro trabajo un poco mejor y, quizás, incluso veros reflejadas. Ser mujer es tu condición y tu privilegio. Ser matrona es nuestro compromiso de cuidarte y acompañarte en el camino.

También podéis acceder al video a través del canal de Youtube de la FAME.

 

Junta de la FAME

 


8 comentarios

Diferencias entre una matrona y una doula

Hoy en día muchas mujeres se preguntan cuál es la diferencia entre las doulas y las matronas. Y yo, que llevo ya unos cuantos años trabajando por y para el desarrollo de la salud sexual y reproductiva de la mujer y su familia, me sorprendo aún de que exista dificultad para diferenciarlas. A mí, como matrona, lo que me resulta más complicado es encontrarles parecidos.

¿Será que los profesionales de la salud nos dedicamos con demasiado celo a nuestra profesión y no invertimos tiempo en difundir lo que hacemos? Sin embargo, todo el mundo sabe lo que hace un cirujano, una especialista de digestivo, un otorrino, una traumatóloga, etc., y la matrona, ¿sabe la gente lo que hace una matrona y dónde puede encontrarla?

La matrona ha estado siempre al lado de las mujeres. Hay testimonios escritos de la presencia de esta figura en la historia desde siempre, aunque con distintos nombres. Pero, ¿qué hace? ¿A qué se dedica? ¿Cómo se llega a ser matrona?

La matrona es una profesional reconocida internacionalmente en todos los sistemas sanitarios, en los que se considera una figura esencial para el mantenimiento y la mejora de la salud sexual y reproductiva de las personas e incide especialmente durante el embarazo, parto y posparto y en los distintos momentos del ciclo vital de las mismas.

Su formación es la de una enfermera especialista en obstetricia y ginecología, es decir, primero realiza estudios universitarios durante 4 años, después se presenta a un examen tipo MIR que debe superar para acceder a una formación especializada que dura 2 años más y, finalmente, si es considerada apta en estos dos años, obtiene el título expedido por el Ministerio de Sanidad y el de Educación como Enfermera Especialista en Obstetricia y Ginecología. Por lo tanto, son seis años de formación universitaria para poder brindar la mejor atención en salud sexual y reproductiva a la población.

La matrona es el profesional de la salud que tenemos como referente para todos los procesos fisiológicos relacionados con la sexualidad y la reproducción, está preparada para acompañar a la mujer en las diferentes etapas de su ciclo vital para fomentar las prácticas saludables, buscar soluciones a los problemas y detectar y prevenir posibles riesgos o alteraciones que puedan aparecer.

Tiene un perfil competencial perfectamente definido al que se le exige un nivel de capacitación elevado, con unas responsabilidades profesionales determinadas.

La matrona tiene una formación reglada y regulada incluso a nivel europeo a través de directivas sobre salud sexual y reproductiva.

En definitiva, la matrona desempeña un papel en la sociedad definido y responsable en materia de salud y de acompañamiento de las mujeres.

¿Qué es una doula?

Las doulas son mujeres que han pasado por el proceso de la maternidad y que comparten sus experiencias. Se puede decir que aconsejan a otras madres basándose en sus propias vivencias sobre cómo afrontar este momento. Son mujeres sin formación específica, por lo tanto, no deben rendir cuentas sociales de lo que hacen. No tienen o no se les puede exigir responsabilidades, ya que no es una profesión reconocida ni capacitada. Su labor puede ser equiparada a la ayuda que prestan de manera desinteresada y gratuita otros grupos de autoayuda dentro de la población (grupos de apoyo a la lactancia, grupos de apoyo para parejas en procesos de adopción, grupos de apoyo para familias con embarazos múltiples, etc.).

En otros países, como en Estados Unidos o en algunos países anglosajones, las doulas aparecieron mucho antes que en España. Quizá por eso allí sus tareas están bien delimitadas. La labor de la doula en estos países se circunscribe al apoyo en las tareas domésticas y el cuidado de los otros niños de la familia una vez que la madre está de vuelta en casa con la nueva criatura.

En nuestro país, sin embargo, las doulas siguen autodefiniéndose como las verdaderas acompañantes de la mujer gestante en el parto. Y yo me pregunto, ¿a alguien se le ocurre pensar que una matrona puede realizar su trabajo sin acompañar?

Dicen algunas doulas en sus blogs o en sus páginas web: «Nuestra labor es más emocional, más psicológica». Y yo, como matrona digo: «cuando una matrona asiste a una mujer y a su familia, hace una valoración integral de la situación, de los aspectos físicos, psicológicos y sociales de la mujer y de su entorno».

¿Cuál la situación, entonces, en lo que se refiere al cuidado de la salud sexual y reproductiva de las mujeres y su familia? ¿Qué profesionales se responsabilizan de esto? ¿Por qué ha aparecido una figura que, en ocasiones, parece que quiera desempeñar funciones para las que no está preparada ni reconocida? ¿Por qué se ofrece para realizar el trabajo que ya están realizando profesionales capacitadas y reconocidas? Y, lo más preocupante para mí y para muchos otros profesionales de la salud, ¿por qué no son del todo sinceras con las mujeres? ¿Por qué no les dicen que quien debe estar con ellas en su proceso es una matrona?

En mi opinión, se trata, una vez más, de un problema económico y de recursos. El número de matronas que las consejerías de salud adjudican para llevar a acabo todos los servicios que se les ofrece a las mujeres desde el sistema sanitario público es insuficiente. Por lo tanto, esta carencia percibida está siendo aprovechada para hacer una oferta privada a las mujeres, oferta que en muchas ocasiones resulta engañosa.

El problema es que con una publicidad poco clara por parte de muchas doulas, se está confundiendo a las mujeres y parece que también a algunos de los responsables de los servicios sanitarios.

Una doula no puede realizar el trabajo de una matrona, no debe hacerlo y ella lo sabe, la matrona también, y, aunque los intereses económicos o políticos del momento sean los que son, los responsables de los servicios sanitarios también lo saben.

No confundamos a la población; ponemos en riesgo su salud. Esta máxima es la que debemos tener en común doulas y matronas. En esto sí debemos parecernos; no pongamos nuestros intereses por delante de la salud de las mujeres y sus familias.

Por último, me gustaría lanzar algunos mensajes a las mujeres y a sus parejas:

  1. Sé que buscáis la mejor atención durante la maternidad/paternidad, por lo tanto, procurad estar bien atendidas y acompañadas. No lo dudéis: el profesional mejor capacitado para llevar esto a cabo es la matrona, comprobadlo.
  2. No permitáis que se ponga en riesgo vuestra salud y la de vuestra criatura por recibir la atención de personas no cualificadas.
  3. Solicitad en vuestros centros de salud y ambulatorios ser atendidas por matronas en lo que se refiere a vuestra salud sexual y reproductiva. Las hay y, además de en los paritorios, también están en los centros de salud.
  4. Si necesitas una matrona y no sabes dónde encontrarla contacta con la FAME, la Federación de Asociaciones de Matronas de España, a través de nuestra web www.federacion-matronas.org o a través de nuestro correo electónico: fame@federacion-matronas.org

 

Maite Villar Varela, matrona del Hospital Universitario Getafe de Madrid. Secretaria FAME


1 comentario

Día Internacional de la Matrona

Mañana, día 5 de mayo, es el Día Internacional de la Matrona. Para celebrarlo, hoy os traemos dos propuestas.

En primer lugar, la Confederación Internacional de Matronas (ICM) ha lanzado una campaña bajo el eslogan “Sueños para el nacimiento”. Con ella, la ICM quiere que gente de todo el mundo exprese sus pensamientos, ideas y sentimientos sobre cómo debería y debe ser el nacimiento. En este documento encontraréis toda la información al respecto.

Por otro lado, desde la FAME, aprovechando que el lema del Día Internacional de la Matrona este año es “Matronas: por un mañana mejor” queremos crear un mapa de palabras a partir de todas aquellas palabras que definen nuestra profesión, la atención que proporcionamos y nuestra relación con las mujeres, sus parejas y sus criaturas. Para ello os agradeceríamos que compartáis con nosotros vuestras ideas al respecto, ya sea como comentario en esta entrada, como Tweet o comentario en Facebook. Dentro de dos semanas recogeremos todas vuestras palabras y crearemos un muro de palabras para colgar en nuestra página web y nuestras redes. ¡Muchas gracias de antemano y feliz día de las matronas!

Os dejamos con las imágenes que la ICM ha puesto a vuestra disposición para usar mañana en las redes sociales y así dar más visibilidad a la profesión.

Imagen de perfil_ICM

Imagen de portada_ICM

ICM 3

ICM 4


3 comentarios

Planificando mi embarazo: la consulta preconcepcional

Actualmente, el control del embarazo por las mujeres de nuestra sociedad está prácticamente generalizado y, de hecho, el 50% de las mujeres deciden cuándo quedarse en función de sus necesidades o preferencias en un determinado momento de su vida. Paradójicamente, menos de un 10% de ellas acuden a una consulta preconcepcional.

¿Cuál es la finalidad de la consulta preconcepcional?

El consejo preconcepcional sirve para prevenir o mejorar todos aquellos factores en la vida de la mujer que puedan tener un efecto negativo sobre la futura gestación. El asesoramiento se realiza siempre de manera individualizada, ya que las recomendaciones a seguir serán específicas para cada mujer en función de sus necesidades.

¿Qué actividades desarrollamos en la consulta preconcepcional?

En primer lugar, se elabora la historia detallada de la mujer para poder evaluar el nivel de salud de la mujer; con exploración general y ginecológica si procede. La realización de dicha historia nos permitirá, entre otras cosas:

Revisar los antecedentes reproductivos de la mujer

El asesoramiento sobre los problemas que pueden haber surgido en gestaciones anteriores puede ayudar no sólo a que los factores causantes no se repitan, sino también a que la mujer exprese sus dudas o miedos al respecto de dichas situaciones. Asimismo, resulta fundamental recomendar a las mujeres que adecuen el periodo entre embarazos en el caso de que hayan tenido cesáreas previas.

Determinar el estado inmunológico de la mujer y la exposición a hábitos tóxicos y ambientales

El adecuado estado vacunal de la mujer es importante de cara a la futura gestación al igual que el estado serológico de la mujer. Enfermedades como el VIH o la sífilis pueden ser transmitidas al feto durante la gestación o durante el parto, por lo que la prevención de dicho contagio, tomando las medidas adecuadas en cada caso, resulta de vital importancia. Además, la introducción de hábitos preventivos contra la listeria, la toxoplasmosis o el citomegalovirus pueden evitar que la mujer padezca dicha enfermedad durante el embarazo y el consecuente riesgo sobre el feto.

El tabaco, el alcohol y el consumo de otras sustancias tóxicas pueden suponer un serio problema de cara a una futura gestación. Está ampliamente demostrada la influencia nociva que tienen sobre el embarazo y la salud del feto y/o el bebé, incrementando la incidencia de abortos y partos prematuros, bebés de bajo peso, malformaciones y síndromes de abstinencia, entre otros. En la consulta preconcepcional, a parte de dar consejo sobre estos malos hábitos, la matrona y la gestante pueden analizar la manera más adecuada de dejarlos.

Resulta fundamental, también, detectar exposiciones ambientales y laborales de riesgo, situaciones socioeconómicas desfavorables o sospecha de violencia de género que puedan condicionar el resultado de la gestación.

Potenciar los estilos de vida saludables

La realización de ejercicio físico moderado, el seguimiento de una dieta saludable, o iniciar el embarazo con un estado nutricional óptimo, con un peso adecuado, es un punto de vital importancia en el asesoramiento en consulta.

Las mujeres con problemas de salud tales como asma, diabetes, enfermedades cardiovasculares, epilepsia, etc., pueden conocer los cuidados especiales de cara a una futura gestación. Abordar dichas enfermedades antes del embarazo nos permite elegir los fármacos más adecuados para la patología en cuestión en período gestacional y permitirá que la mujer afronte la gestación en las condiciones más óptimas dentro de su patología, habiendo resuelto sus dudas y miedos con anticipación.

Hay que recalcar, además, la importancia de consultar previamente la toma de productos de fitoterapia y similares, ya que algunos de ellos tienen influencia sobre el embarazo y el feto.

Iniciar la toma de suplementos nutricionales

A pesar de llevar unos hábitos alimenticios adecuados, se ha demostrado que la suplementación de ácido fólico y yodo en periodo preconcepcional reduce la incidencia de defectos en el tubo neural —espina bífida, labio leporino, etc.— y de desarrollo de problemas neurológicos entre otros. Así, se recomienda al menos 0,4 mg/día en mujeres sin factores de riesgo asociados para su embarazo de padecer defectos del tubo neural y 4 mg/día para aquellas que sí los tengan. Respecto a la suplementación con yodo, previa al embarazo, no se dispone de evidencia sobre la eficacia y la seguridad del tratamiento.

¿Tienes dudas? Acude a la consulta de tu matrona, el personal sanitario encargado de cuidar de tu salud sexual y reproductiva. Entre sus funciones está la de dar asesoramiento y consejo preconcepcional a las mujeres que desean tener un hijo.


Deja un comentario

Intervención radiofónica en el Día Internacional de la Matrona

Ayer nuestra presidenta, Cristina Martínez Bueno, hablaba en radio ECCA del Día Internacional de la Matrona, de las funciones de esta figura profesional, las diferencias con el trabajo del ginecólogo, las intervenciones tanto en la sanidad pública como en la sanidad privada, el parto natural, etc. En enlace podéis escuchar su intervención:

Intervención radiofónica en el Día Internacional de la Matrona


3 comentarios

Bienvenida

En el mundo 2.0 en el que vivimos actualmente, a través de internet podemos acceder a una infinidad de servicios e información. En la FAME —Federación de Asociaciones de Matronas de España— creemos que debemos adaptarnos a este consumo digital, y hemos creado este blog para acercar las matronas a tod@s vosotras, para ayudar a que la mujer y su pareja participen del proceso del embarazo, parto y posparto y, sobre todo, para que la relación matrona-mujer-pareja sea más fluida y vaya más allá de los minutos que dura una visita.

La matrona es una figura profesional reconocida internacionalmente en todos los sistemas sanitarios, en los que se considera que realiza una tarea esencial que incide en un ámbito social tan importante como es el de la maternidad y la atención integral durante el ciclo vital de la mujer en todas sus fases: salud reproductiva, sexualidad y climaterio.

A menudo se simplifica mucho nuestro trabajo a causa del desconocimiento. Con este blog esperamos llegar hasta vosotros, eliminar barreras y extender los valores y conocimientos propios de esta profesión, y animaros a sacar provecho de ellos.

Nuestras principales tareas son las siguientes:

  • Asesoramiento en materia de salud sexual y contracepción para adolescentes/jóvenes y cualquier colectivo que desee formación en esta materia (profesores, padres y madres, etc.).
  • Asesoramiento en materia de salud sexual y reproductiva (elección de métodos anticonceptivos, por ejemplo).
  • Consulta preconcepcional para favorecer hábitos saludables antes del embarazo.
  • Control del embarazo de bajo y medio riesgo.
  • Educación grupal a embarazadas, parejas o acompañantes, dentro del programa de preparación al nacimiento.
  • Educación grupal en el posparto.
  • Atención al parto
  • Atención en el puerperio hospitalario
  • Visitas domiciliarias en el posparto.
  • Visita a la finalización del posparto.
  • Atención al embarazo no planificado y la interrupción del embarazo
  • Asesoramiento y soporte en la lactancia materna y la crianza.
  • Seguimiento del neonato sano hasta el 28º día de vida.
  • Realización de pruebas de screening para la prevención del cáncer de cérvix (citologías).
  • Prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual y participación en el screening de dichas infecciones y derivación a otros profesionales en caso de necesidad.
  • Atención a las parejas con esterilidad-infertilidad

Podéis conocer la FAME un poco más en la web, y si queréis estar al día de nuestra actividad, curiosidades y noticias relacionadas con la maternidad y la vida de la mujer en general, y poder acceder a los recursos que poco a poco iremos compartiendo, no olvidéis suscribiros a alguno de nuestros canales.

¡Esperamos veros pronto por aquí!