Matronas y tú

El blog de la FAME


1 comentario

Parto en el agua: ¿qué saber?

Es probable que conozcas alguna mujer que haya usado la bañera durante su parto. Sumergirse en agua caliente durante el parto presenta ventajas demostradas en cuanto a la flotabilidad y la amplitud de los movimientos, la relajación y el alivio del dolor, la liberación de oxitocina (responsable de las contracciones) y serotonina (hormona de la felicidad), la oxigenación del bebé y la efectividad de las contracciones.

El parto en el agua fue impulsado principalmente por movimientos como el “Birth Whithout Violence” o “Nacer Sin Violencia” de 1975, que luchaba por un parto más humanizado. El primer nacimiento en el agua documentado en Europa tuvo lugar en Francia en 1805.

¿Por qué esta opción?

En España, el Ministerio de Sanidad recomendó en la Estrategia de atención al parto normal del 2010 la inmersión en agua caliente durante la dilatación.

Los beneficios se explican mejor separando las etapas del parto:

  • Acelera la dilatación y disminuye la necesidad de oxitocina externa.
  • Disminuye los traumatismos perineales en el expulsivo, la necesidad de episiotomías y del uso de analgesia.
  • No hay estudios suficientes que recomienden la expulsión de la placenta dentro del agua.

¿Cómo hacerlo?

Hospitales de distintas comunidades autónomas ofrecen esta posibilidad. Debemos tener en cuenta que se deben cumplir unos criterios que dependen de cada hospital, pero los básicos son los siguientes:

  • Gestación de bajo riesgo entre la semana 37 y 42.
  • Acompañamiento continúo.
  • Opción de monitorizar al bebé y las contracciones dentro del agua.
  • Algunos hospitales recomiendan los 4 cm de dilatación, y otros 5-6 cm.
  • No se suele restringir su uso en caso de rotura de bolsa o el exudado vagino-rectal positivo.

Algunos hospitales ofrecen la bañera para la dilatación y otros ofrecen el nacimiento dentro del agua. El recién nacido puede tardar algún segundo más en adaptarse a la vida fuera del útero, pero gracias al reflejo de buceo, no aspira agua y es capaz de comenzar a respirar y experimentar los primeros reflejos dentro del agua.

Conseguir el nacimiento en el agua no es el objetivo final del uso del agua durante el parto; sino conseguir aliviar el dolor y aprovechar las ventajas que ofrece, entre las cuales destacan la satisfacción de la mujeres que lo han experimentado. Pídele información a tu matrona; no tengas una idea fija de tu parto, contempla las alternativas y elije la que más cómoda te haga sentir.

 

Lidia Sanz Durán, Residente de matrona Hospital 12 de Octubre

Anuncios


Deja un comentario

El alivio no farmacológico del dolor en el parto

Podemos definir el dolor como «una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con una lesión presente o potencial, o descrita en términos de la misma»,y en él inciden múltiples factores.Así, cada situación en la que aparece el dolor es única y subjetiva, y la única persona que puede evaluarlo, hablar de su percepción, intensidad y características es la misma que lo padece. Entre los tipos de dolor, el dolor de parto tiene una entidad especial: entre otras características, es un dolor no asociado a una patología y con un fuerte componente emocional.

Elalivio del dolor de parto hace referencia a aquellos procedimientos destinados a reducir el dolor ocasionado por el trabajo de parto o el parto, garantizando la máxima inocuidad tanto para la madre como para el feto. Entre los medios que podemos implementar, hacemos dos grandes distinciones: los medios de alivio farmacológicos —analgesia epidural, óxido nitroso, etc.— y los medios no farmacológicos —inmersión en agua, masaje, inyecciones de agua estéril, etc.—. En nuestro medio, el método más utilizado es la analgesia epidural. No obstante, cada vez hay más mujeres que abogan por el uso de los medios no farmacológicos y cada vez hay más estudios que hablan de ellos y más guías de práctica clínica de atención al parto que los incluyen. Además, son métodos muy usados en el caso de las mujeres que deciden parir en casa.

¿Qué ventajas aportan los medios no farmacológicos de alivio del dolor?

  • Son métodos en su mayoría sin efectos secundarios.
  • Se pueden aplicar combinados.
  • Proporcionan el control de dolor a la gestante (aunque esto no sea específico de los medios no farmacológicos), y le da mayor autonomía. Tenemos que tener en cuenta la importancia de este punto en lo que respecta a su relación con la satisfacción de la mujer —a mayor sensación de control, mayor satisfacción—; hay incluso estudios que relacionan la satisfacción con el control del dolor y su percepción.

La Guía de Práctica Clínica de Atención al Parto Normal, publicada en 2010 (pendiente de revisión), recoge la inmersión en agua caliente (grado de recomendación A), el masaje, el contacto físico (grado de recomendación B) y las inyecciones de agua estéril (grado de recomendación B) como medios a ofrecer a las mujeres en este proceso. No obstante, existen otros medios que también se usan para este fin, como pueden ser la acupuntura y la acupresión, la aromaterapia, el uso del TENS, la hipnosis, las técnicas de relajación y el yoga, entre otros.

Tu matrona te ayuda

Puedes pedir asesoramiento a tu matrona, tanto para obtener información, como para aprender la aplicación de un método en concreto o evaluar la idoneidad de una determinada técnica para tu proceso de parto. Ella siempre estará a tu lado, acompañándote en este momento.


Deja un comentario

Semana mundial del parto y nacimiento respetados

«Mi decisión, mi cuerpo, mi bebé» es el lema de la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetados que se celebra esta tercera semana de mayo. El título lo dice todo. La mujer es dueña de su proceso de embarazo y parto tanto como lo es de su cuerpo y de su hijo o hija. Es ese empoderamiento de las mujeres el que se hace esencial para enfocar los cuidados basados en el respeto de este momento sagrado en la vida de un ser humano, su nacimiento, porque el parto de cada mujer es el nacimiento de un nuevo ser y el renacer de una familia.

Un parto y un nacimiento respetado es aquel que reconoce el poder de dar vida y alumbrarla, un poder que es inherente a la condición de ser mujer. Un parto respetado reconoce la fisiología del proceso y la acompaña sin entorpecerlo, observando sus tiempos biológicos distintos para cada mujer y su criatura; es aquel en el que se trata de evitar todo tipo de prácticas invasivas e innecesarias; es aquel en el que la mujer participa en la toma de decisiones y es acompañada por la persona que ella elija. El nacimiento respetuoso promueve que la criatura sana —desde el minuto cero— esté con su madre sin interrupción, para así favorecer prácticas tan beneficiosas e innatas como el piel con piel o la lactancia materna.

El parto y el nacimiento respetado también es aquel en que, cuando es necesario, se interviene con respeto. Aquel que, aún saliendo de los patrones de normalidad cuando aparecen complicaciones, se maneja proporcionando información adecuada y acompañamiento con empatía, porque el respeto al momento del nacimiento trasciende las circunstancias, descansa en la actitud profesional.

En España hemos dado grandes pasos hacia esta dirección, pero todavía tenemos mucho camino por delante. En este viaje las matronas, como personal sanitario en cuyas competencias se encuentran todos los aspectos contemplados en el parto normal, tienen un puesto privilegiado al lado de las mujeres. Su acompañamiento en ese momento —proporcionando los cuidados de calidad necesarios, acompañando con calidez a la mujer y a su acompañante, o siendo su apoyo cuando la realidad no coincide con lo que ella imaginó— es de vital importancia. Y ya no sólo en el mismo trabajo de parto, en el proceso de empoderamiento de la mujer que se gesta junto al embarazo, la matrona es la piedra angular al estar a disposición de la mujer y su pareja para facilitar los conocimientos que puedan necesitar, al asegurarse de que tengan la evidencia científica adecuada y al solventar las posibles dudas que puedan surgir de los mismos.

Esta semana se invita a todos aquellos profesionales y asociaciones implicados en hacer del parto y el nacimiento un proceso respetado a realizar actividades que lo hagan visible en la sociedad.

Desde la FAME nuestro compromiso es claro y contundente. Toda mujer tiene derecho a tener un parto respetado. Toda criatura tiene derecho a tener el mejor nacimiento posible, y eso implica un nacimiento respetado. Como profesionales, tenemos el deber de proporcionar ese respeto a la mujer, su pareja y su criatura para que la experiencia del nacimiento sea satisfactoria y gratificante.

La FAME tiene un compromiso pleno, tanto con las mujeres como con las matronas, para promover que cada parto y cada nacimiento sean vivencias acompañadas desde la profesionalidad y el respeto.


Deja un comentario

Intervención radiofónica en el Día Internacional de la Matrona

Ayer nuestra presidenta, Cristina Martínez Bueno, hablaba en radio ECCA del Día Internacional de la Matrona, de las funciones de esta figura profesional, las diferencias con el trabajo del ginecólogo, las intervenciones tanto en la sanidad pública como en la sanidad privada, el parto natural, etc. En enlace podéis escuchar su intervención:

Intervención radiofónica en el Día Internacional de la Matrona