Matronas y tú

El blog de la FAME


Deja un comentario

La actividad física en el puerperio: Pilates enfocado al posparto

El embarazo y el parto son procesos muy exigentes para el cuerpo de la mujer, en especial para estructuras como la pared abdominal o el suelo pélvico, que se ven ampliamente modificadas.

Debido al crecimiento del útero, el aumento de peso del mismo y la variación en el centro de gravedad, entre otros, los músculos que las conforman pueden sufrir lesiones. Lo ideal es prevenir y que antes y durante el embarazo haya habido un entrenamiento adecuado tanto del abdomen como del suelo pélvico para obtener la mejor respuesta. Tener un hábito deportivo en el que se incluya adecuadamente el entrenamiento del core —faja abdominal y suelo pélvico— es de gran relevancia no sólo para la mujer en esta etapa de la vida, sino para la población en general.

Tras el parto

  • Es posible que nos encontremos un suelo pélvico fatigado, débil o dañado. La distensión de los sistemas de sostén y suspensión hacen que no se puedan contrarrestar adecuadamente los aumentos de presión intraabdominal.
  • Con el nuevo cambio de gravedad se producen desequilibrios posturales que se traducen en dolor, fundamentalmente de espalda y de pelvis.
  • El cambio de vida que supone ser madre es radical. Aumenta el cansancio —influenciado por la falta de sueño—, la toma de nuevas responsabilidades, etc.

La actividad física para las madres sin ningún problema de salud , en grado moderado y adaptada al momento del puerperio correspondiente, no está contraindicada, ni para la recuperación física y emocional, ni para el normal funcionamiento de la lactancia. Sin embargo, en el momento de iniciarlo, es necesario contar con el adecuado asesoramiento a la hora de iniciarlo y encontrar cuál es el más adecuado para esa mujer, respetando y escuchando su cuerpo.

Beneficios del ejercicio en el puerperio

  • Ayuda a la disminución del peso corporal.
  • Reduce el perímetro de la cintura.
  • Disminuye el dolor de espalda y otras estructuras.
  • Ayuda a tener una espalda sana, tonificada y sin tensiones.
  • Mejora la resistencia, la tonificación general y la fuerza.
  • Mejora la estática corporal.
  • Causa bienestar mental: las mujeres tienen menor sensación de cansancio, menos ansiedad y se sienten más positivas y vitales.
  • Mejora los casos de incontinencia con ejercicios específicos.
  • Mejora la circulación sanguínea.

¿Por qué Pilates adaptado al posparto?

Porque el Pilates es una actividad suave, sin impacto, que da una especial importancia al trabajo de la musculatura del core de la que hablamos. La paleta de ejercicios y la posibilidad de incluir plataformas inestables para reforzar el trabajo hacen que esta disciplina sea muy adaptable a todas las mujeres, pero especialmente a embarazadas y mujeres en periodo posparto.

Es importante que el desarrollo de la actividad esté especialmente enfocado a la mujer en su puerperio, para potenciar sus necesidades y evitar lesiones a las que ellas son potencialmente más probables.

¿A quién puedo consultar cuándo y cómo iniciar actividad física tras el parto?

A tu matrona, que al tener información detallada de tu embarazo y tu parto podrá valorar adecuadamente tu estado de salud actual y asesorarte sobre aquellas opciones que más se adapten a tus necesidades.

Julita Fernández Arranz, Comadrona en el HGU Gregorio Marañón

www.aquantal.es

 

Anuncios


1 comentario

Cómo superar el puerperio y no rendirse en el intento

La FAME quiere ayudar a las mujeres y hombres que inician la experiencia de la maternidad/paternidad a reflexionar sobre la nueva situación, intentando desmitificar algunas de las creencias sobre esta nueva etapa de la vida. Para ello ha publicado Cómo superar el puerperio y no rendirse en el intento.

Normalmente, el nacimiento de una criatura genera en las madres y padres toda una serie de sentimientos, emociones, así como la sensación de no poder superar esta situación, especialmente cuando es la primera vez que se pasa por esta experiencia.

El embarazo es un período de cambios, y el parto suele ser el momento más esperado, pero nada que ver con la nueva situación después del nacimiento de la criatura. Se trata de una situación nueva y, aunque generalmente deseada, desconcierta, implica nuevas responsabilidades y la capacidad de no perder en ningún momento el buen humor para afrontarla.

No existe una receta exacta para superar el puerperio pero algunos consejos, reflexiones y propuestas que se proporcionan en esta publicación sin duda contribuirán a ayudar a prever mejor esta situación después del parto.

Aquí dejamos algunos de los consejos que verás ampliados el en librito que encontrarás más abajo:

  • Comunícate de forma positiva con las personas de tu entorno más cercano, intenta establecer prioridades en las rutinas cotidianas, pide la ayuda que necesites tanto a tu entorno como a tu matrona, y sigue un ritmo vital adaptado a las nuevas  necesidades, sin exigencias ni presiones.
  • No hay madres ni padres perfectos.
  • Durante este periodo pueden aparecer sentimientos ambivalentes, a veces nos sentimos increíblemente felices y otras tristes, o incluso incapaces de superar la situación.
  • No te exijas. Este, como todos los cambios importantes de nuestra vida, necesita tiempo, cuidado, sostén y acompañamiento. Tu vida, tu rutina, tu cuerpo, tus horarios y tus emociones estarán patas arriba durante un tiempo. Pero, poco a poco, iréis recobrando la serenidad y la confianza en vuestro nuevo rol.
  • El padre también puede sentirse algo desorientado en cuanto a lo que se espera de él. El tiempo y la comunicación con la pareja harán que las piezas del nuevo puzle encuentren su sitio.

Si  realmente quieres no rendirte en el puerperio y saber más sobre la vuelta a casa, las relaciones sexuales durante este período, cómo descansar cuando una criatura parece que no duerme nunca, las claves de la lactancia materna o lo que también les ha pasado por la cabeza a otras personas que han vivido una situación parecida, descárgate y comparte esta publicación: