Matronas y tú

El blog de la FAME


Deja un comentario

Menopausia y salud vaginal

Como hemos comentado anteriormente, la menopausia es una etapa fisiológica de la vida que no puede ser considerada una enfermedad. Algunas mujeres tienen una transición asintomática y otras experimentan síntomas que pueden comenzar antes del cese de la menstruación y prolongarse en el tiempo. Son muchos los cambios que culturalmente se asocian a esta época, pero los únicos realmente demostrados por la ciencia son las molestias vaginales y los sofocos.

Posibles cambios vaginales

La vagina es el órgano con mayor concentración de receptores de estrógenos, y la disminución hormonal propia de la menopausia a menudo origina a corto-medio plazo esta sintomatología. Los niveles de estrógenos influyen sobre las condiciones de humedad, el pH y la composición del flujo vaginal, y también regulan la circulación sanguínea de la vagina, que disminuye paralelamente dando lugar a unos cambios que afectan a las paredes y al medio. Estos cambios hacen que la vagina sea más vulnerable a la infección, y también se ven afectados la esfera sexual, la sintomatología urinaria y los sistemas de sostén del suelo pélvico. A continuación se muestran algunos de los signos que puedes notar:

  • Sequedad genital y atrofia de labios menores.
  • Menor lubricación durante la actividad sexual.
  • Dolor o sangrado durante el coito.
  • Irritación, ardor y picor de vulva o vagina.
  • Molestias al orinar e infecciones recurrentes.
  • Palidez, eritema o fisuras genitales.
  • Fragilidad y pérdida de rugosidad del tejido vaginal.
  • Disminución del grado de excitación, del deseo sexual y del orgasmo.

En España esto ocurre al 21 % de mujeres que se encuentran próximas a la menopausia, al 25 % de las mujeres con menopausia desde hace un año, al 32 % de las mujeres con menopausia desde hace 2 años y al 47 % de las mujeres a los 3 años de la menopausia.

¿Cómo cuidarnos?

Mejorar el estilo de vida se considera prioritario.

El consumo de tabaco y la obesidad predisponen a un deterioro de la salud vaginal. Por el contrario, realizar ejercicio físico es positivo.

Además, las mujeres que mantienen relaciones sexuales —con o sin pareja, a través del coito o la estimulación— presentan menos síntomas. Mantener una vida sexual activa mejora la elasticidad del tejido y la lubricación. Los cambios biológicos de esta época no impiden el mantenimiento de una sexualidad activa, afectiva e imaginativa; todo ello depende del aprendizaje, la actitud y las experiencias vividas por la mujer.

¿Qué hacer si me pasa?

En la actualidad la mayoría de mujeres no buscan ayuda ya que no reciben demasiada información por parte de los profesionales sanitarios, están poco familiarizadas con estos síntomas en comparación con los sofocos, y aceptan la sintomatología como parte natural del envejecimiento.

Desde Matronas y Tú te animamos a que lo hables con tu matrona, ella te informará de los síntomas y otras posibles opciones de tratamiento. La matrona es el profesional sanitario de referencia para atender aspectos relacionados con la salud sexual y reproductiva de la mujer; estamos especialmente formadas en salud vaginal, proporcionamos información en sexualidad saludable, contribuyendo a la reflexión sobre creencias y actitudes, y mejorando la vivencia de la sexualidad durante los diferentes momentos de la vida.

¡Aprende a cuidar tu salud vaginal durante la menopausia!

Lucía Martínez Villarejo, matrona del Centro de salud Goya, Madrid.

 


1 comentario

¿Qué es la dispareunia?

Posiblemente no tengas problema en relacionar las matronas con embarazos, partos y lactancia, pero sus competencias abarcan la salud sexual y reproductiva de la mujer de manera completa, incluidos los problemas sexuales. Las matronas tratan dichos problemas o bien derivan si no están dentro de su campo. Una de las dudas más frecuentes de las mujeres es sobre el dolor al mantener relaciones sexuales, ya sea antes, durante o después. A esta disfunción se la denomina dispareunia.

A pesar de ser poco conocida, la dispareunia afecta de un 10 % a un 30 % de las mujeres, dependiendo de las fuentes consultadas. A pesar de su alta prevalencia existen pocos estudios sobre esta disfunción, pero está recogida en el DSM-IV dentro de los trastornos por dolor asociados a las relaciones sexuales.

Las causas de este problema pueden ser de distinta naturaleza, hay causas orgánicas y no orgánicas, y pueden ser desde una insuficiente lubricación vaginal hasta la existencia de alguna experiencia emocional negativa, pasando por enfermedades como la endometriosis, depende de la localización de los implantes. En ocasiones la dispareunia también está relacionada con problemas durante el parto o con la sutura para reparar la episiotomía o desgarro producido durante el parto.

Para diagnosticar dispareunia es necesario realizar una historia exhaustiva de la mujer en la que se detalle el tipo de dolor (superficial o profundo, su localización, su intensidad, etc.), en qué momento se produce y en qué condiciones (en qué posiciones y situaciones, etc.), además de la historia obstétrica. También resulta de vital importancia conocer detalles sobre su pareja sexual. Además, se realizará un cuidadoso examen pélvico y se valorará la realización de pruebas complementarias, como exudados vaginales o ecografías, si fuera necesario.

El tratamiento de la dispareunia depende en gran medida del factor que lo produce y es tan variable como él. En función del factor que causa la disfunción se lubricantes vaginales, medicación, cirugía, terapia de pareja o terapia individual.

El disfrute de las relaciones sexuales es una parte fundamental de la salud reproductiva de las mujeres. Si tienes problemas en tus relaciones sexuales, acude a tu matrona, podrá ayudarte a vivir este aspecto de tu vida con más plenitud.

Julita Fernández Arranz, matrona HGU Gregorio Marañón

www.aquanatal.es


1 comentario

Climaterio y menopausia: ¿En qué se diferencian?

Existe mucha confusión con estos dos términos. Mientras que el climaterio es una etapa de la vida que fácilmente puede durar años, la menopausia es un momento puntual en la vida de la mujer que se define a posteriori de su aparición.

El climaterio se produce por una disminución progresiva de la producción de estrógenos y un declive de función ovárica, y es una etapa que puede tener repercusiones en todas las esferas de la vida de la mujer.

Las manifestaciones que acompañan esta etapa a nivel físico pueden ser de muy diversa índole, y los desarreglos menstruales son los más frecuentes. Gran parte de estas mujeres comienzan a tener ciclos más cortos, con la aparición de sangrados más abundantes y/o frecuentes para posteriormente tener ciclos cada vez menos frecuentes hasta el cese definitivo de la menstruación.

Otro de los síntomas más referidos por las mujeres son los de tipo vasomotor, más conocidos como sofocos. La disminución de estrógenos tiene efectos sobre el hipotálamo, que también se ocupa del control de la temperatura. Las mujeres sienten un calor intenso que puede venir acompañado de sudoración, palpitaciones y rubor, cuya intensidad varía según la mujer.

Las manifestaciones en la sexualidad suelen ser frecuentes y suelen aparecer en forma de molestias en las relaciones coitales (dispareunia), disminución del deseo o problemas en la fase de excitación. Estos síntomas también van frecuentemente acompañados de problemas de lubricación y sequedad vaginal. Estos síntomas suelen empeorar conforme pasa el tiempo.

A nivel psicológico es frecuente la aparición de insomnio, nerviosismo, ansiedad y otros síntomas como depresión y tristeza, muy ligados a la significación que tiene para algunas mujeres la aparición de esta etapa con ideas como dejar de ser fértil, o cambios vitales como la emancipación de los hijos del hogar.

Insertado en este periodo, está la menopausia, que se define como la última menstruación de la mujer. Dado que en el climaterio muchas mujeres, tal como hemos mencionado, tienen desarreglos con sus menstruaciones, el momento de la menopausia ha de ser definido en la mayoría de los casos una vez ya ha ocurrido, cuando se comprueba que la regla ha cesado de manera definitiva. Según la OMS, se establece con 12 meses de amenorrea. Según la Federación Internacional de Obstetricia y Ginecología (FIGO), son suficientes 6 meses de amenorrea para establecerla.

Tipos de menopausia

  1. Espontánea: producida por el cese fisiológico gradual y progresivo de la función ovárica que ocurre alrededor de los 50 años de edad.
  2. Artificial: producida por el cese de la función ovárica por cirugía, radioterapia o tratamientos médicos.
  3. Precoz: causada por insuficiencia ovárica primaria, en los 5 años anteriores a la edad considerada como habitual en cada país. Según la OMS y la FIGO, en menores de 45 años.
  4. Tardía: cuando se produce en los 5 años posteriores a la edad considerada habitual en cada país. Según algunos autores, en mujeres mayores de 55 años.

¿Es el declive de la mujer?

Rotundamente no. Ambos términos definen una fase más en la vida sexual y reproductiva de la mujer y deberían ser verse desde un punto de vista positivo. Muchas mujeres ven la menopausia como liberadora, ya que pueden disfrutar más de su vida sexual sin temor a un embarazo. Cuidarse adecuadamente ayudará a que la mujer se encuentre plena y mantendrá su estado de salud. mantener hábitos como realizar deporte, no fumar y no consumir café en exceso, realizar las revisiones correspondientes y tener una alimentación adecuada son algunos de los factores que contribuirán a que la mujer se sienta mejor.

¿Quieres más información? Consulta a tu matrona, ella es la especialista en el cuidado de la salud sexual y reproductiva de las mujeres y puede asesorarte de la manera más adecuada, personalizando según tus necesidades.

Julita Fernández Arranz

Matrona HGU Gregorio Marañón

http://www.aquanatal.es


3 comentarios

Bienvenida

En el mundo 2.0 en el que vivimos actualmente, a través de internet podemos acceder a una infinidad de servicios e información. En la FAME —Federación de Asociaciones de Matronas de España— creemos que debemos adaptarnos a este consumo digital, y hemos creado este blog para acercar las matronas a tod@s vosotras, para ayudar a que la mujer y su pareja participen del proceso del embarazo, parto y posparto y, sobre todo, para que la relación matrona-mujer-pareja sea más fluida y vaya más allá de los minutos que dura una visita.

La matrona es una figura profesional reconocida internacionalmente en todos los sistemas sanitarios, en los que se considera que realiza una tarea esencial que incide en un ámbito social tan importante como es el de la maternidad y la atención integral durante el ciclo vital de la mujer en todas sus fases: salud reproductiva, sexualidad y climaterio.

A menudo se simplifica mucho nuestro trabajo a causa del desconocimiento. Con este blog esperamos llegar hasta vosotros, eliminar barreras y extender los valores y conocimientos propios de esta profesión, y animaros a sacar provecho de ellos.

Nuestras principales tareas son las siguientes:

  • Asesoramiento en materia de salud sexual y contracepción para adolescentes/jóvenes y cualquier colectivo que desee formación en esta materia (profesores, padres y madres, etc.).
  • Asesoramiento en materia de salud sexual y reproductiva (elección de métodos anticonceptivos, por ejemplo).
  • Consulta preconcepcional para favorecer hábitos saludables antes del embarazo.
  • Control del embarazo de bajo y medio riesgo.
  • Educación grupal a embarazadas, parejas o acompañantes, dentro del programa de preparación al nacimiento.
  • Educación grupal en el posparto.
  • Atención al parto
  • Atención en el puerperio hospitalario
  • Visitas domiciliarias en el posparto.
  • Visita a la finalización del posparto.
  • Atención al embarazo no planificado y la interrupción del embarazo
  • Asesoramiento y soporte en la lactancia materna y la crianza.
  • Seguimiento del neonato sano hasta el 28º día de vida.
  • Realización de pruebas de screening para la prevención del cáncer de cérvix (citologías).
  • Prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual y participación en el screening de dichas infecciones y derivación a otros profesionales en caso de necesidad.
  • Atención a las parejas con esterilidad-infertilidad

Podéis conocer la FAME un poco más en la web, y si queréis estar al día de nuestra actividad, curiosidades y noticias relacionadas con la maternidad y la vida de la mujer en general, y poder acceder a los recursos que poco a poco iremos compartiendo, no olvidéis suscribiros a alguno de nuestros canales.

¡Esperamos veros pronto por aquí!