Matronas y tú

El blog de la FAME


Deja un comentario

Colecho y Lactancia materna

Un trabajo publicado en Pediatrics, la revista de la Academia Estadounidense de Pediatría, muestra que la prevalencia de la lactancia materna es significativamente mayor entre los bebés que comparten cama con sus padres durante los primeros 15 meses después del nacimiento. En este estudio, los autores descubrieron que aproximadamente un tercio de las madres inglesas compartían cama con sus hijos de manera regular: algunas solo durante el período de lactancia, otras cuando el niño era algo mayor, y el 6 % desde el nacimiento hasta que el niño llegaba a la edad escolar (Blair,2010). Además, en ocho estudios anteriores a este, también se encontró una asociación positiva entre la lactancia materna y el colecho (Buswell,2007).

Entre los efectos protectores encontramos que el contacto cercano de los padres y sus bebés durante la noche se asocia con menos llanto, menos ataques de apnea, menores niveles de estrés y mayor crecimiento diario (Field,1995). Asimismo, compartir la cama también protege del síndrome de muerte súbita infantil (SIDS) (Kibel,2000). De hecho, en las culturas donde compartir cama es la norma (Japón, Hong Kong) las tasas de SIDS están entre las más bajas del mundo (Fukai,2000;Lee,1999).

Sin embargo, han surgido preocupaciones sobre los posibles peligros para los bebés que duermen en las camas de sus padres. En situaciones normales, los padres que duermen con sus bebés son sensibles a las señales de su bebé y están atentos a sus necesidades durante la noche (Links,2010). La asociación entre compartir cama y las muertes infantiles ocurre principalmente cuando los padres no responden a sus bebés debido al uso de alcohol, drogas o medicamentos para dormir. En líneas generales, se apunta a que con medidas sencillas como el uso de barandillas, un colchón firme sin ropa de cama mullida y evitando el alcohol, el tabaquismo, las drogas o los medicamentos para dormir, se podría mantener a los bebés de forma segura en las camas de sus padres (Links,2010).

Según el antropólogo y experto en sueño infantil James McKenna, «Cuando se practica con seguridad, el colecho con la lactancia materna representa un sistema de cuidado de niños altamente efectivo, adaptativo e integrado que puede mejorar el apego, la comunicación, la nutrición y la eficiencia inmune del lactante gracias al aumento de la lactancia materna y al aumento de la supervisión de los padres y del afecto mutuo que acompañan a esta práctica» (McKenna,2002).

Carlos Saus Ortega, matrón del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de València

Texto presentado al concurso de Matronas y tú 2017

 

Imagen destacada tomada de Infant Sleep Information Source. Fotógrafo: Rob Mank.

Anuncios